¿Qué anime puedo ver en 2019? – Edición de otoño

Ha llegado el otoño y con el principio del frío las ganas de quedarse en casa viendo cosas. Y para que no tengas que comerte el tarro decidiendo, hemos cribado para ti qué animes puedes ver.

Vinland Saga sigue fuerte, Given enamoró, How Heavy Are the Dumbbells You Lift? fue sorprendentemente didáctico y O Maidens in Your Savage Season supo darnos todos los sentimientos que necesitábamos y más. Entonces, ¿qué le faltó a la temporada de verano? Sólo algo de salsa. Más autores lanzándose a hacer trabajos personales, más obras originales, más riesgos creativos. Algo de lo cual hubo, al fin y al cabo ya hemos nombrado la serie de Okada, pero echamos en falta algo más. Que es exactamente de lo que trata la temporada de otoño.

Para ser justos, este año tenemos un otoño escaso. Hay muchos estrenos, pero la mayor parte son o bien secuelas de shōnens ya bien asentados o adaptaciones de isekais que no tienen interés alguno. A todo esto se salva una pequeña excepción, que es una adaptación singular de una obra que sólo se podría concebir en una industria como la japonesa. Y cuatro series, dos de ellas originales, otras dos adaptaciones, que vienen dispuestas a batirse el cobre por estar entre las listas de los mejores del año. Todas ellas firmadas por autores y equipos de alto nivel que, incluso entre todo el barullo de lo más conocido, difícilmente podrían pasar desapercibidas.

Houkago Saikoro Club

Dirección: Kenichi Imaizumi
Guión: Atsushi Maekawa
Estudio: LIDENFILMS
Streaming: No.

Siempre repetimos que en el anime y el manga cabe todo, pero es necesario repetirlo cuando hablamos de una serie como Houkago Saikoro Club. A fin de cuentas, por «todo» la gente no suele entender, también, una serie sobre juegos de mesa. Reales. Juegos de mesa que puedes encontrar en una estantería y jugar tras ver el episodio de una serie que te ha seducido.

Exactamente eso es Houkago Saikoro Club. Con una trama sencilla, pero efectiva —una chica muy tímida aprende a abrirse a los demás gracias a los juegos de mesa—, se nos va presentando un juego diferente cada episodio, enseñándonos sus reglas e hilvanando el tema del juego con la cuita particular que desarrolle en ese capítulo nuestra timidísima protagonista. Nada más, nada menos.

El resultado es una serie encantadora, relajada y muy agradable de ver. Algo que no revolucionará la vida de nadie, ¿pero quién necesita revoluciones cuando podemos simplemente sentarnos a disfrutar de algo dirigido específicamente a nosotros?

Babylon

Dirección: Kiyotaka Suzuki
Guión: Minaka Sakamoto
Estudio: Revoroot
Streaming: Amazon Prime Video

Si hay un género que siempre funciona es el thriller de investigación. No importa la época de la ambientación, la profesión del protagonista o los detalles de la trama. Si sabe aguantar el pulso, funcionará. Y Babylon funciona.

El protagonista, Zen Seizaki, es fiscal en un nuevo distrito del oeste de Tokyo, llamado Shiniki, pensado para convertirse en una ciudad estado donde hacer pruebas experimentales de posibles leyes aplicables a otros estados. Para su desgracia, su trabajo se complicará cuando se encuentre, investigando a una compañía farmacéutica que ha falsificado resultados de tests de una nueva medicina, un extraño caso de asesinato que le llevará a todo un entramado de guerras corporativas, luchas políticas y la manipulación de todo el distrito en general.A veces, a costa de la vida de quienes lo habitan.

De guión directo y muy bien asentado, dirección que no duda en asumir todos los riesgos necesarios y un espíritu que recuerda a un cruce entre Monster, Psycho-Pass y Se7en, Babylon es la promesa japonesa del año para los fans del thriller de pulso de hierro. Y si continúa como han prometido los tres primeros episodios con los que se estrenó, puede convertirse en uno de los imprescindibles del año.

Carole & Tuesday

Dirección: Shinichiro Watanabe y Motonobu Hori
Guión: Aya Watanabe
Estudio: Bones
Streaming: Netflix

Shinichiro Watanabe no necesita presentación, sólo necesita una lista. Ahí va: Cowboy Bebop, Samurai Champloo, Kids on the Slope, Space Dandy, Terror In Resonance. Con eso ya nos queda claro de quién estamos hablando aquí. Carole & Tuesday es su nueva serie y está en esta lista porque no estarlo sería insultar a todo lo que es bello en este mundo.

De hecho, su inclusión va mucho más allá de quién la firma. Aunque se estrenó recientemente en Netflix, en Japón su emisión ya ha concluido, lo cual nos permite decir sin ningún miedo que es una auténtica joya. Una delicia sobre dos niñas, las titulares Carole & Tuesday, que quieren abrirse camino en el mundo de la música en un Marte colonizado y terraformado por la humanidad mientras, en la Tierra, la gente vive entre penurias en campos de refugiados. Por lo que la serie pueda disfrutarse tanto por lo que tiene de cuqui como por su afiladísimo reverso político, muy inspirado en la actualidad.

¿Y qué más tiene que ofrecernos? Pues además de animación espectacular, guión finísimo y no pocos momentos extremadamente emocionales, una envidiable nómina de músicos creando canciones originales para los números artistas que pueblan esta historia de triunfo, concordia y aceptar a los otros por lo que son. Porque es Watanabe. Por supuesto que hay música, emociones y un tremendo «fuck you!» al capital.

La espada del inmortal

Dirección: Hiroshi Hamasaki
Guión: Makoto Fukami
Estudio: LIDENFILMS
Streaming: Amazon Prime Video

Existe un término odioso que es perfecto para definir La Espada del Inmortal: slow cinema. Cine contemplativo, poético, con gran énfasis en el montaje conceptual, las elipsis, los flashbacks y las emociones sobre la acción. Con una particularidad: estamos hablando del famoso manga de Hiroaki Samura. Es decir, que lejos de ser un ejercicio estilo hueco, es una exhibición de estilo perfectamente narrado y con más cantidad de sangre de la que puede contener un cuerpo humano.

Para quienes no conozcan la obra original, es un manga ambientado en el Japón de la era Edo donde un hombre incapaz de morir, Manji, decide ayudar a vengarse a una chica que ha visto morir a sus padres, Rin Asano, porque le recuerda a su hermana muerta. A partir de ahí, la obra se convierte en una historia de samuráis donde Manji demostrará que, cuando no puedes morir, el mejor modo de ganar cualquier combate es, simplemente, no tener que esquivar los golpes.

Poética, brutal y muy condensada con respecto del manga original, con una exquisita banda sonora de Eiko Ishibashi, es slow cinema para quienes creen que lo de slow es una gilipollez. Porque La espada del inmortal es uno de los ejercicios de estilo más depurados del año, dentro o fuera del anime, y además, es la antítesis de nada que pueda considerarse slow.

Hoshiai no Sora

Dirección: Kazuki Akane
Guión: Kazuki Akane
Estudio: 8bit
Streaming: No.

Quien tenga cierto recorrido en el mundo del anime conocerá el nombre de Kazuki Akane. Aunque la mayoría de sus obras han pasado desapercibidas, siendo más conocido en su trabajo asistiendo a otros reputados autores, fue el creador de una de las más míticas series de los noventa, quizás hoy no tan recordadas, La visión de Escaflowne. Algo que ya, de entrada, nos debería señalar que puede haber algo interesante en esta nueva serie de su creación, 23 años después.

Hoshiai no Sora es, a primera vista, tu típico spokon. Grupo de fracasados intentan llevar adelante su club deportivo con resultados penosos hasta que un joven talento sin igual llega y eleva el nivel de todo el equipo llevándoles a la victoria. Y hay eso. Pero también hay personajes polifacéticos, reflexiones sobre temas controvertidos como el bullying y el maltrato, además de un tono que, aunque oscuro en momentos puntuales, resulta entrañable y muy refrescante al tratar la diversidad sexual entre los personajes con total naturalidad. Lo que incluye no sexualizar a sus personajes femeninos, además de tratar con respeto e incluso cariño a sus personajes abiertamente homosexuales.

Sólo con eso, su público objetivo ya tendrá claro que necesita ver Hoshiai no Sora. Y en general, podría decirse que es una de las apuestas más sólidas de una temporada que, aunque tímida, tiene un puñado de contendientes a mejor serie del año. Algo que Akane, en esta ocasión, no parece tener pretensión alguna de que se le escape.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad