Qué vas a encontrar en CANINO

¿Qué es CANINO, y cuáles son sus intenciones? Te explicamos ahora mismo  lo que vas a encontrar en esta web: un proyecto llevado a cabo desde la entrega, la diversión y las ganas de contarte todo lo que va antes que el molar.

Según enseñan en las facultades de Periodismo, comenzar un texto con una negación es una de las peores cosas que se pueden hacer en este mundo. Pero, como los responsables de CANINO tendemos a olvidar lo que dicen los profesores, vamos a hacer precisamente eso. Porque esto no es una declaración de principios, ni el típico texto en el que una nueva publicación cultural anuncia su intención de comerse el mundo. Esto es, sencillamente, la constatación de que estamos aquí. Y el aviso de lo que queremos hacer, y de lo que ya estamos haciendo.

Empecemos con un hecho verdadero: hoy en día, el periodismo cultural está muy malito. Y se nos ha enfermado precisamente cuando más falta nos hace. En plena era digital, con la saturación de mensajes marcando su ley en la cultura popular, cualquiera diría que el mainstream sería consciente de lo buenas que son la crítica, la recapitulación y, en general, las herramientas que nos permiten distinguir la señal del ruido. Pero qué va: conceptos como ‘experiencia’, ‘discernimiento’, ‘compromiso’ e incluso ‘disfrute’ parecen reliquias, sepultadas bajo un mar de precariedad laboral, branded content y ansias de quedar bien con Los De Siempre. CANINO, esta web que estás leyendo ahora mismo, nace en parte como reacción a eso. Cuando la cosa se pone cruda, hay que agarrar fuerte el látigo, calarse el sombrero y disponerse a lo que sea.

Los tres dementes que hemos puesto en marcha este chiringuito, junto con un pequeño ejército de colaboradores, estamos echando más horas de lo exigible por el deber para dar vida a una web tan abierta al futuro como dispuesta a recuperar el pasado, y tan segura de sus gustos como pronta a revisar todo aquello que esté bien, o medio bien, y en lo que no hayamos reparado hasta ahora. Cine, música, televisión, libros y cómics, videojuegos, anomalías cósmicas… Todo nos gusta, y todo se merece un lugar en nuestro servidor: allá donde exista la posibilidad de aprender una palabra nueva, de gozar con una viñeta o un polígono digital, de estudiar el flujo de una imagen en movimiento o de una melodía de esas que te pinchan en el culo, a nosotros nos faltará tiempo para ponernos manos a la obra.

¿Qué te ofrecemos, para empezar? Pues una buena ración de noticias para que estés al tanto de lo que realmente importa. Pero por encima de eso, nuestros platos fuertes, nuestros textos estrella. Pues, por ejemplo, una playlist repleta de temazos para acompañar tu lectura. También una entrevista con Nando Cruzen la que el periodista y autor de Pequeño circo: Una historia oral del ‘indie’ en España se desfoga con todo aquello del noise pop y sus consecuencias. Una ración de webcomics clasificados X que alegrarán tanto tu entrepierna como tus neuronas, seas chico, chica o cualquier otra variante en el espectro de género, te espera junto a un manual de instrucciones para adentrarte en la filmografía de David Cronenberg sin pillar nada raro en el proceso. Si te van más los píxeles, prepárate para disfrutar con esa historia de los juegos sandbox que, de puro erudita a la par que cachonda, vamos a publicar por entregas . Y, en caso de que quieras poner tu cordura en el filo, prepárate para la tremenda historia del Instituto Jejune… ¿Nos dejamos algo? Pues sí, la joya de la corona: un adelanto exclusivo de ¡García!el cómic de Santiago García Luis Bustos, que dejará tus retinas como si hubieran pasado por la Dirección General de Seguridad una noche de 1970.

¿Es esto todo? Pues no: aún queda mucho más… y todo está por venir. Además de actualizaciones diarias, queremos que Canino viva más allá de la web, y habrá contenido adicional a este, en otros formatos y muy, muy pronto. Y sí, que sí, que habrá presentaciones y fiestas. Con lo que nos gusta a nosotros una fiesta. En breve te proporcionaremos la forma de contribuir a que esta locura siga adelante, a través de Patreon, mientras publicamos más y más contenidos en los que notarás algo importante: no sólo sabemos bastante de las cosas de las que hablamos, sino que esas cosas también nos gustan. Y no nos importa que se nos note.

Esto es CANINO. Y el canino va siempre antes que el molar. Consúltalo con tu dentadura…

Publicidad