Robert de Niro dice que no es científico (y sus opiniones sobre las vacunas nos lo demuestran)

Hace un mes el festival de Tribeca eliminaba de su programación oficial el documental antivacunas Vaxxed: From Cover-Up to Catastrophe. Ayer, el actor Robert de Niro lamentaba esta decisión mientras sugería la relación entre vacunación y autismo: ¿se puede opinar de todo o debemos exigir más responsabilidad a los famosos?

Faltan apenas diez días para el comienzo del festival de cine de Tribeca y el actor Robert de Niro —uno de los principales organizadores— se halla inmerso en una gira por todas las televisiones estadounidenses intentando promocionar las cintas escogidas en su sección oficial.

Este miércoles por la mañana le tocaba asistir al programa Today, el matinal de la cadena NBC, en donde aprovecharon la ocasión para preguntarle por la decisión de la organización del festival de retirar de la programación el polémico documental Vaxxed: From Cover-Up to Catastrophe (2016) que había despertado reacciones muy negativas al subrayar la supuesta relación existente entre las vacunas y el autismo. De Niro sorprendía con sus declaraciones: se arrepiente parcialmente de la decisión tomada.

El documental, escrito y dirigido por Andrew Wakefield, el doctor que inició los mitos antivacunas, cataloga el autismo como «epidemia» y acusa al CDC (centro de control y prevención de enfermedades) de destruir, en el año 2004, toda la información que podría probar la relación entre la vacuna de la rubéola, el sarampión y las paperas (la que aquí conocemos como la “triple vírica”) y el trastorno. Los críticos que han podido verla dicen que la cinta es “difícil de tomar en serio” y que parece demasiado paranoica. Debido a esto, muchas fueron las voces que acusaron a la organización del Tribeca de poner en peligro la salud pública ayudando a extender mitos peligrosos.

Wakefield, que a causa de su chapucero trabajo de investigación está suspendido como médico, tiene la intención de que el documental haga llegar las conclusiones de su estudio a un público mayoritario. No obstante, y dado que la British Medical Journal ha calificado el estudio como “fraude” y a Wakefield como “deshonesto” la decisión final de los organizadores parece surgir de una mezcla entre compromiso con la verdad y presión popular.

https://www.youtube.com/watch?v=EdCU2DfMBpU

Pero volvamos a de Niro. Ante la pregunta sobre la cancelación de la proyección el actor ignoraba la que había sido hasta ahora la postura oficial de la organización: que el documental se proyectaba para intentar crear un debate sobre el tema, y se lanzaba a opinar de una forma falsamente ambigua.

Mientras que aseguraba que no está en contra de las vacunas, de Niro comentaba cómo su hijo Elliot, autista y de 18 años, había cambiado de la noche a la mañana tras la vacuna. Mientras que decía que no defiende el documental, argumentaba que es necesario verlo y encontrar “la verdad”. Esa verdad, la que se les escapa a todos los demás médicos que que tienen licencia para ejercer.

Y la cosa no acabó ahí. Cuando una de las presentadoras se lanzó a comentar que el movimiento anti-vacunas ha resultado en un repunte de enfermedades que se habían calificado como “controladas”, el actor respondió poniendo en duda las estadísticas que le ofrecía su interlocutora para terminar recomendando otro documental que criminaliza las vacunas: Trace Amounts (2014).

deniro2

De Niro no es el primer famoso que se anima a compartir públicamente su (valiosísima) opinión sobre las vacunas. “El gobernador de California dice sí a seguir envenenando a más niños con mercurio y aluminio en las vacunas obligatorias” twitteaba el actor Jim Carrey en el que sería el comienzo de un hilo (ya borrado) lleno de barbaridades. “No soy anti-vacunas”, sentenciaba mientras ayudaba a propagar una idea totalmente opuesta basada en un desconocimiento total de la química más básica (en sus tuits confundía el etilmercurio con el metilmercurio).

El hecho de que Carrey acompañara toda esta diatriba con la foto de un menor autista enfureció a la red. Al final, el actor acabó disculpándose públicamente ante la familia del chico de la imagen que, casualmente, están totalmente en contra del movimiento anti-vacunas. Pero el daño ya estaba hecho.

https://twitter.com/jimcarrey/status/616049450243338240?lang=es

Los actos y palabras de las figuras públicas se magnifican. Un tweet desafortunado, o una camiseta que quizás no agrade a todos puede desembocar en cientos y cientos de post críticos. Y no hay problema en que las celebrities expresen su opinión o dejen entrever su personalidad. No hay nada malo en que comenten a cuál de los políticos apoyan o si son (o no) de los que van a la iglesia todos los domingos, siempre que entiendan que eso tiene un límite: el que marcan los datos y la responsabilidad.

Cuando se es famoso las declaraciones llegan a mucha gente que, simplemente porque simpatizan con su trabajo, pueden llegar al punto de alinearse, casi sin cuestionárselo, con sus ideas. Pueden convencerlos sin argumentos sólo por ser ellos.

Hace unos cuantos años Miley Cyrus clamaba que nunca se había sentido mejor que tras haber eliminado el gluten de su dieta. Que ahora se mantenía delgada con mucha facilidad. A pesar de que los médicos advertían que una dieta sin gluten sólo beneficia a los celíacos, fueron muchas las personas que se animaron a seguir los consejos de la cantante. Al menos esta idea, aunque perjudicial, no es peligrosa. Las de los anti-vacunas sí.

Las palabras de de Niro y los tuits de Carrey nos afectan a todos: a los niños que se contagian con enfermedades erradicadas, a los bebés que mueren por ellas y a la sociedad que ve cómo la inmunidad de grupo se resiente.

Los argumentos de los anti-vacunas han sido ya refutados innumerables veces y de formas muy distintas, por lo que no tiene sentido que personalidades como de Niro (sin conocimiento ni preparación sobre el tema) vuelvan a levantar de nuevo la sombra de la duda en un asunto que debería estar zanjado. “Yo no soy científico” dijo de Niro en la entrevista. Debería haberse detenido ahí.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad

30 comentarios

  1. Alvaro Nuñez dice:

    Me surgen muchas dudas… tengo claro que no estoy ni de lejos de acuerdo con las posiciones del movimiento anti-vacunas. Pero me surgen dudas sobre que se deba decir que De Niro habría estado más guapo calladito porque no sabe de ciencia. En parte es lo mismo que si decimos que alguien no debe expresar sus opiniones sobre economía por no tener conocimientos de economía… O de cualquier otra cosa… Que hace daño la difusión de opiniones así, también lo tengo claro; pero pedirles que se abstengan… ahí ya me vienen más dudas

  2. MartaTrivi dice:

    Hola Álvaro!
    Entiendo lo que quieres decir, no se pueden desechar/censurar las opiniones de una persona porque no esté "oficialmente" cualificada para darlas. De hecho, pienso que, así en general, tienes razón.

    El problema es que para mí hay cosas sobre las que no hay que tener opiniones porque no hay nada que opinar. Me explico: en economía, por usar tu mismo ejemplo, pueden existir dos modelos válidos que se pueden discutir según nuestro criterio. No hay más que encender la tele para ver a economistas de diferentes ramas políticas proponer soluciones tangencialmente opuestas para enfrentar la crisis.

    Se puede opinar de economía, de política, de feminismo ¡e incluso debatir teorías científicas! Nunca escribiría este texto (y en este tono) si estos fueran los temas pero ¿vacunas? es como opinar sobre el uso de insulina para un diabético o la validez de la homeopatía ¡no tiene sentido y genera confusión! (no se si me explico)

    Sea como sea, un saludo y muchas gracias por comentar 😀

  3. fuen dice:

    totalmente de acuerdo con Alvaro parece esto una inquisicion no se puede hablar porque no eres medico pero tienen que estudiar que pasa con tanto autismo niños con 3 años y no hablan tantas enfermedades raras tengo 60 años y cuando mis hijos eran paqueños no habian tantas vacunas y se han criado sanos y estan estupendamente gracias a Dios las vacunas son medicamentos y como tal efectos secundarios en EEUUse indenmisan con muchos millones de dolares a afectados por algo sera debemos tener libertad con la medicacion que tambien hace daño que se lo digan a los afectados por la talidomida que nadie se acuerda de ellos y se las recetaron medicos

  4. Manuel dice:

    ¿Movimiento anti-vacunas? No creo que haya un movimiento que obligue a la gente a No-vacunar, pero sí al revés. Independientemente de lo que la "ciencia" diga, la postura autoritaria es la de vacunación. Aquí en Chile, en muchos colegios ponen la del papiloma, sin informar a los padres siquiera.

  5. MartaTrivi dice:

    Hola fuen! Siento que te sientas como en una inquisición. Como le he dicho a Álvaro, no era esa mi intención. Por otro lado en tu comentario veo que hay muchos conceptos que desconoces o sobre los que estás equivocado. A ver si puedo ayudarte un poco.
    Verás, el autismo NO es una enfermedad sino un síndrome y como tal es congénito (esto quiere decir que es de nacimiento y que no se puede curar). A los niños no le "entra" el autismo a los 3 años sino que nacen con él pero no se detecta hasta esa edad porque es cuando se empiezan a encontrar la dificultad en la comunicación (uno de los síntomas más llamativos).
    Sobre las enfermedades raras también tienes una percepción errónea. No es que ahora existan más sino que ahora se consiguen diagnosticar y están estudiadas (antes la gente se moría o la sufría en silencio sin saber qué le pasaba).
    Por otro lado también tengo que decirte que las vacunas no son "medicamentos". Los medicamentos se aplican para curar una enfermedad y son diferentes a esta. Cuando te vacunas no estás enfermo. A groso modo te puedo decir que las vacunas son un preparado de patógenos (virus, por ejemplo) muertos o debilitados que se inyectan para que tu sistema inmune cree anticuerpos contra ellos y así sean capaz de combatir la enfermedad cuando el patógeno entre a tu cuerpo estando vivo. No curan sino que tienen una función preventiva.
    Sobre la talidomida te diré que estuvo siendo recomendada muy pocos años, sin embargo, la vacunación lleva aplicándose masivamente desde los años 60 y no ha habido problema (por eso no se han necesitado la indemnizaciones que comentas)
    Libertad con la medicación, estoy de acuerdo pero siempre que sólo te afecte a ti. Si tú no quieres recibir quimioterapia contra un cáncer, por mi bien pero el que tus hijos o nietos no se vacunen nos perjudica a todos (puedes buscar en google "inmunidad de grupo" para más información.

    Espero haberte ayudado con mi comentario. Un saludo, gracias por leer y animarte a comentar.

  6. MartaTrivi dice:

    Hola Manuel!! Según la Real Academia Española de la Lengua, la 5ª acepción de la palabra "movimiento" es: Levantamiento civil o militar contra el poder o contra una autoridad establecida.
    Por lo que en este artículo está usada correctamente. Lo mayoritario y obligatorio es vacunar, por lo tanto los que se niegan son un movimiento, en este caso, anti-vacunas.

    Puedes buscar "anti-vaxxer movement" en google para ver que ellos mismos se llaman así.

    Un saludo y gracias por tu comentario.

  7. polo dice:

    Son siempre peligrosas las opiniones de los críticos de las vacunas? Debemos aceptar siempre la verión oficial? No hay conflictos de interés en la Asociación Española de Pediatría y su comité asesor de vacunas cuando es financiada por una farmacéutica?

  8. Eduard dice:

    La Dra. Carmen Wakefield, esposa del Dr. Wakefield, explica como su marido, un cirujano de prestigio que quería estar más en familia al nacer sus hijos, decidió pasarse a la investigación. Entonces encontró algunos casos de niños que recibieron la triple vírica, tuvieron inflamación de intestinos y en algunos casos autismo. Entonces propuso que eso se debía estudiar. A partir de ahí todo fue un calvario para él y su familia. El talentoso médico fue censurado, ridiculizado y calumniado, lo cual sufrió su familia y él mismo, incluso perdió la licencia por defender, bajo su consciencia que aquello debía estudiarse. Aquí va el enlace en que la Dra. Wakefield lo explica http://www.whale.to/vaccines/wakefield9.html

  9. MartaTrivi dice:

    Hola, Polo! Tengo que decirte que, aunque te agradezco mucho tu comentario, no acabo de entender demasiado bien lo que quieres decirme con el: ¿quieres que yo te responda a esas preguntas o pretendes generar dudas en un lector para que investigue por sí mismo?

    En el caso de que sea lo primero, SI, todas las opiniones de los críticos contra las vacunas son extremadamente peligrosas porque se basan en crear confusión más que en aportar información científicamente probada. SÍ, debe aceptarse la versión oficial en este caso porque está basada en multitud de estudios médicos realizados a lo largo de muchas en décadas en muchos países diferentes. Respecto a la última pregunta, el conflicto de intereses podría ser por comprar las vacunas a una empresa farmacéutica u otra (o administrar genéricos) pero nunca por la acción de vacunar.

    Si tu intención con tu comentario, por el contrario, era sembrar dudas en un supuesto lector entonces eres el vivo ejemplo de lo que considero peligroso: una persona sin argumentos que pretende crear un debate lanzado dudas ambiguas al aire y sin aportar ningún argumento (porque no lo hay). Aún así, si yo fuera tú, intentaría sembrar dudas aún más ambiciosas: ¿qué pasa con el estudio ese que vincula las vacunas con los niños devoradores de cerebro recluidos en el centro médico de South California?… así el debate sería más divertido.

    Saludos

  10. MartaTrivi dice:

    Hola Eduard! He entrado en tu enlace y lo he leído un poco por encima. Lo que más me llama la atención de todo es que no consigo encontrar en google a la doctora Carmen Wakefield o, lo que es aún más llamativo a la periodista Sue Corrigan, que supuestamente ha escrito el artículo. Te confieso que no me parece una información demasiado de fiar.

    Según el Medical British Institute (también lo puedes encontrar en la wikipedia inglesa) Andrew Wakefield, como dices, se graduó como cirujano pero trabajó muchos años en investigación en Toronto (Canadá). Antes de lo del autismo ya publicó una teoría relacionando las vacunas con la enfermedad de Crohn pero sus hipótesis fueron desestimadas por un estudio independiente.

    Más tarde hizo el estudio vacunas/autismo (no propuso que se estudiara, lo estudió él) pero lo hizo tan mal y falseó tantos datos que no es que lo ridiculizaran y calumniaran, es que lo expulsaron por mala praxis.

    Como intuyo que te gustan los detalles más emocionales (por lo que comentas de que quería pasar más tiempo con sus hijos y tal) te diré que el British Medical Intitute lo condenó por abusar de discapacitados. Al parecer, empeñado por demostrar lo de la enfermedad de Crohn, Wakefield realizó numerosas e innecesarias colonoscopias (y otras pruebas invasivas) a pacientes autistas, menores de edad, causándoles ciertas complicaciones.

    Una joya de doctor, como ves. Ojalá dejara de hacer tours por televisión y se fuera, ya de una vez, a pasar ese mencionado tiempo con sus hijos.

    Un saludo y gracias por tu comentario.

  11. Kali dice:

    Siguiendo tu razonamiento, también es cuestionable que tú opines sobre Robert de Niro cuando no se trata de cuestiones artísticas, en las que imagino que eres entendida. Robert de Niro se ha ganado, supongo, un pedestal desde el que hablar y allá cada cual con lo que escucha y decide acordar. Por mi parte, creo que después de la que se lió con las vacunas de la gripe A es más que cuestionable el valor real, como medicina, de las vacunas, mientras que creo que está fuera de toda duda el trasfondo económico de la obligatoriedad de su uso. Bueno, gracias a Internet esas veleidades inquisidoras como la que tú planteas sobre De Niro no tienen absolutamente ninguna posibilidad de prosperar y así creo que debe ser.

  12. MartaTrivi dice:

    Hola, Kali! No sé muy bien que razonamiento estás siguiendo. Desde luego, no el mío. Como le comento a Alvaro en el segundo comentario, me parece genial que todo el mundo exprese sus opiniones sobre temas que se muestren a debate. Yo, por ponerte un ejemplo, soy vegana y no me importa escuchar opiniones de todo tipo, desde las que piensan que es una dieta perjudicial por tener que tomar la B12 suplementada a las que consideran que no ayuda globalmente a los animales.
    No escribiría nunca un artículo atacando a las personas que digan esas cosas sino que me concentraría en explicar por qué la dieta vegana es la mejor para mí.
    El problema es que lo de las vacunas no admite debate posible y hacer creer que hay uno perjudica a la sociedad. Es como si, aunque suene ridículo, de Niro hubiera dicho que tenemos que "saber toda la verdad sobre la ley de la gravedad" y existiera un grupo de gente que se tirara de la ventana al ponerla en duda.

    Ahora bien, siguiendo el que, repito, es tu razonamiento (que no comparto), sucede una cosa curiosa y es que sí estoy cualificada para juzgar las opiniones de de Niro porque, tal y como puedes leer en mi perfil, no soy periodista sino que estudié ciencias.

    Respecto a las demás cosas que dices, tu primer error es pensar que las vacunas son una medicina. Tal y como le he explicado a fuen en el cuarto comentario, las vacunas no son una medicina porque no se utilizan para combatir una enfermedad (puedes leer más sobre esto en Google). La vacuna de la gripe A no es una vacuna obligatoria, de hecho, había que pagar por recibirla, al igual que todas las demás vacunas cuya eficacia no está 100% probada (cuidado aquí, que no esté probada no es igual a que sean perjudiciales).

    Dices que las vacunas son obligatorias porque son económicamente rentables y que eso está "fuera de toda duda". Esto contrasta con las ONG aplicando vacunas en países subdesarrollados o en vías de desarrollo, ¿no te parece?, también con el hecho de que existan vacunas de marca genéricas (algunas de las cuales, según tengo entendido, son las que se aplican en Andalucía, que es donde vivo).

    En lo que sí estamos de acuerdo es en las bondades de internet. Nada mejor que buscar sitios de divulgación científica para acabar con las magufadas 😉

    Un saludo y gracias por comentar.

  13. Joser dice:

    Por lo visto ya no se puede tener ni opiniones propias. Lo que diga la ciencia… hasta que diga otra cosa.

  14. Eduard dice:

    Hola Marta,

    Creo que lo más justo sería que entrevistase directamente a la Dra. Wakefield o a su marido para saber qué pasó desde su punto de vista, más allá de las posturas oficiales que suelen tener conflictos de intereses con las farmacéuticas, le invito a leer en eldiario.es el reciente artículo "Así condicionábamos desde Pfizer a los médicos" o "Sanidad, la Comunidad de Madrid y Farmaindustria rehúsan investigar los pagos irregulares de Pfizer a médicos"; o lo que pasó con la vacuna de la Gripe A; o la del virus del Papiloma; u otras reflexiones pediátricas alternativas en el caso del niño de Olot (http://saludypoder.blogspot.com.es/2015/07/caso-olot-reflexiones-criticas.html). En la entrevista que le hicieron a su mujer, en la cual aporta la perspectiva emocional, familiar y médica, si se decide por fin a leerla en profundidad, se dará cuenta que el Dr. presentó un estudio de 12 casos concluyendo que se debía estudiar la relación de la triple vírica, con la inflamación de intestinos y un nuevo tipo de autismo. Eso no se hizo y lamentablemente decenas de miles de casos han sucedido después. Si usted solo toma fuentes contrarias al Dr. y a su trabajo tan solo da una visión parcial. En google es difícil encontrar informaciones realmente alternativas. La maquinaria mediática oficialista es muy poderosa intoxicando la información a favor de determinados intereses económicos. Y lo que está claro que cualquier investigador médico que toque alguna vacuna será eliminado (5 médicos antivacunas fueron asesinados y 5 desaparecidos en cuatro semanas, http://thefreethoughtproject.com/5-holistic-heath-doctors-dead-5-missing-month-run-ins-feds/) o desprestigiado sin derecho a réplica. Es una lástima que en un diario como el suyo empiecen a salir artículos sin contrastar datos más allá de las posturas oficiales. Una pena.

  15. Eduard dice:

    Eso de que quien no vacuna supone un riesgo para los que vacunan es una idea errónea. Primero, los que no vacunan no son portadores del virus a menos que padezcan la enfermedad; segundo los portadores de anticuerpos son los vacunados, en eso se basan las vacunas, aunque los mismos anticuerpos pueden llegar a enfermar y matar a los vacunados y, sobretodo a los no vacunados; tercero, si uno está vacunado no debe temer a los no vacunados, ya que está protegido, ¿o no?; y cuarto, es bueno que hayan no vacunados para que se desarrolle la inmunización natural, la cual es más efectiva que las vacunas, por eso animales como los cocodrilos o buitres, que comen carne putrefacta tienen los sistemas inmunes más desarrollados del mundo. Pero como no soy médico y no me explico muy bien, le animo a leer una opinión médica a raíz del caso del niño de Olot: http://saludypoder.blogspot.com.es/2015/07/caso-olot-reflexiones-criticas.html . Y por favor, dejen de criminalizar gratuitamente a quien no vacuna.

  16. Rafa dice:

    Alucino con el artículo pero alucino mucho más con las respuestas a los comentarios que da la autora, Marta Trivi, que utiliza un tono chulesco y se cree en posesión de la verdad. Leer la comparación de que las vacunas son como la ley de la gravedad y que no se puede discutir sobre sus bondades me ha dejado patidifuso. Pero lo mejor de todo es que apela a una superioridad moral y a unos supuestos conocimientos que le aportan el haber estudiado "ciencias" así en general. Sería bueno que concretara más que ha estudiado y en cuántos laboratorios de prestigio ha trabajado para dudar de la opinión de muchos médicos que cuestionan muchas de las vacunas existentes y las relacionan con muertes o graves secuelas. En fin, no sigo que no merece la pena, pero sería bueno que el diario se planteara mejor a quién da voz en sus páginas y a la autora recomendarle que tenga la mente más abierta y dude más, que esa es la esencia de la ciencia de verdad y no el creernos lo que nos dice la "ciencia oficial" muy relacionada por desgracia con espurios intereses económicos de la gran farma.

  17. fuen dice:

    Para nada de acuerdo contigo sigo pensando que las vacunas no son caramelos son medicamentos con efectos secundarios tu hablas y quizas no sabe s ni los componentes que tienen sobre tus argumentos para mi no valen nada de nada porque decir que la talidomida fue poco tiempo que se o digan a esas madres afectadas de ver a sus hijos con malformaciones de por vida

  18. polo dice:

    Te agradezco la respuesta. Pretendo generar dudas porque las tengo (por lo visto tú no) y porque en este tema no hay una verdad absoluta. Tan peligroso es el que cuestiona la verdad convencional como el que la defiende sin más. No estoy en contra de las vacunas pero no me creo todo lo que me dicen. Además se tiende a meter a todas las vacunas en un mismo saco, como si fueran todas iguales y con la misma eficacia. Son realmente todas imprescindibles?: yo creo que no. Si una asociación de pediatría y su comité que asesora el calendario vacunal son financiados por una o varias farmacéuticas (responsables de algunas de las vacunas que aparecerán en el calendario y que obviamente les reportarán inmensos lucros) no tienen conflictos de interés, entonces quién los tiene? Los argumentos de los anti-vacunas podrán ser disparatados pero no son mucho peores que los de los fundamentalistas científicos, que por lo visto constituyen una masa acrítica de igual peligrosidad. Saludos.

  19. Jorge Loser dice:

    Mi opinión como licenciado en biología que ha estudiado epidemiología y supuestos de pandemias en una carrera universitaria al margen del mundo de la medicina, es que no es un tema para debatir. El sistema inmunológico se educa, las vacunas educan el sistema inmunológico, en ningún caso generan enfermedad, serían casos muy extraños y que, en todo caso, funcionarían como entrenamiento del cuerpo para el futuro. Todas las demás teorías de gente sin base que hacen artículos en internet no son serias. Por favor. Estamos hablando de ciencia, no de mambo jambos de chichinabo.
    Si quieren opinar sobre vacunas estudien microbiología durante dos años y luego expresen su opinión.
    Un artículo de Internet no vale.
    Las pandemias son un tema serio y se trabaja mucho para evitarlas. Sólo nos faltaba que reavivasemos más enfermedades erradicadas por la ignorancia de unos pocos.
    Las vacunas no deben ser opcionales. Deben impuestas por un motivo social.
    Quien no quiera entrar a jugar con las reglas del mundo civilizado que de plantee crear una comunidad en una isla.

  20. Frank País de la Rua dice:

    El porque se le da pábulo y oportunidad a este Mediocre que no había mas que verlo en sus comienzos en Taxi-Driver, osea the Big McArra. Que no fue ni a primaria.. Opinando sobre Vacunas,.. Este es ya de los primeros atentados contra La Civilización que haya visto.. Donde iremos a parar viendo a un indocumentado crónico llevando al Celuloide un tema de este envergadura.. Que se conecte con el Profesor Italiano Roberto Burioni, y que siga haciendo cine Violento-Barato-Barrio-bajero..

  21. Frank País de la Rua dice:

    Saludos afectuosos y muchas gracias por su articulo …. Estos comentarios son necesarios a cientos es que hay mucha osadía por ahí suelta eh! Doctor, pero mucha.

  22. fuen dice:

    Para nada estoy de acuerdo contigo tus argumentos no me dicen nada ya que son tus opiniones y son de no entender nada de nada como puede una persona decir que la talidomida fue poco tiempo sin dar mas importancia con el daño y sufrimiento que causo y esta causando a tantas familias el debate de las vacunas no es facil pero como dije son un medicamento con sus efecttos secundarios en los propectos de las vacunas te los esplican ampliamente

  23. fuen dice:

    completamente de acuerdo contigo

  24. fuen dice:

    Biologo ni tu mismo te lo crees lo que dices y si estas vacunado que temes para mandar a los no vacunados lejos

  25. Miguel Caleya dice:

    Yo no sería tan tajante, la historia está plagada de ejemplos en los que la comunidad científica se equivocaba. Creo que este puede ser un buen ejemplo ya que cuanto menos, no se pone de acuerdo. La política de vacunas en Francia, es muy distinta que en España, y en EEUU y en Japón, y en Reino Unido… Y distan entre sí hasta el punto de estar prohibidas algunas vacunas en paises que en otros sitios son obligatorias…

    Yo desde luego no soy científico, ni tan siquiera soy periodista pero creo que cualquier persona que investigue minimamente sobre este tema, se dará cuenta de que la información no va solo hacia un lugar… y a eso hay que sumarle los intereses económicos que ponemos en juego con este tema, miles de millones de Euros.

    Un saludo

  26. Eva dice:

    http://www.nogracias.eu/2015/03/19/dime-lo-que-piensas-de-las-vacunas-y-te-dire-quien-eres/

    Te pongo el enlace anterior para que veas que tu frase "El problema es que para mí hay cosas sobre las que no hay que tener opiniones porque no hay nada que opinar." sólo conseguirá lo contrario de lo que pretendes…y dices que has estudiado ciencias….yo pienso que hay que opinar de todo, el debate amplia los conocimientos y en este tema hay mucho que debatir aún…afortunadamente estás en pleno aprendizaje (tienes 27 años no?) y la vida te enseñará que tu lapidaria frase no es tan cierta como crees…Por cierto, te contradices a ti misma porque esto que has escrito es una opinión ¿o no?

  27. MartaTrivi dice:

    Hola Eva! Por desgracia no he leído el libro de Miguel G. Lara que se comenta en el artículo que enlazas pero, por lo que leo, es un libro con opiniones templadas sobre la vacunación.
    Entiendo tu punto de vista, una opinión fuerte (como la mía) va a generar fuertes opiniones en contra pero es que, en serio, mi opinión sobre la vacunación no es templada (por lo que no puedo escribir de otra manera) y menos aún su relación con el autismo ya que considero extremadamente ofensivo que se lo considere una enfermedad (tengo una relación cercana con el espectro austista).

    Sí que he estudiado ciencias (no entiendo por qué poner esto en duda ¿acaso no he respondido a todos los comentarios con argumentos científicos?), supongo que lo comentas por esa afirmación que dice que "en la ciencia hay que cuestionarselo todo". Y así es, hay que cuestinárselo todo pero con argumentos, no lazando ideas al aire y viendo donde caen. Yo sería la primera en cambiar mi opinión sobre las vacunas si existiera un estudio legítimo que la negara (que sea reproducible, representativo…) y que dijera que son perjuciales pero hasta el momento no existe ninguno así que mantengo mi opinión tal y como está.

    Es cierto que con la edad se cambia, no sé como seré en 10 años pero espero seguir siendo la persona escéptica que he sido siempre. En lo que no estoy de acuerdo contigo es me contradigo en el artículo. Si te fijas mi intención no es escribir sobre las bondades de las vacunas sino que opino sobre si los famosos deberían exponer sus opiniones tan a la ligera ante una gran audiencia.

    Sea como sea, muchas gracias por leer y animarte a comentar. Un saludo!

  28. MartaTrivi dice:

    Hola Miguel! Sí que expones un punto interesante en tu comentario: lo de que el calendario de vacunación obligatorio sea diferente en diferentes países. Este tema, una vez dejando claro que las vacunas son necesarias, sí que daría para un interesante debate.
    Por desgracia ahora no estoy en casa y no puedo estar mucho tiempo en internet así que no puedo comprobar cuáles vacunas obligatorias están prohibidas en otros países pero sí sé que la vacuna que Wakerfield relacionaba con el autismo (la triple vírica) es obligatoria en todos los países con calendario de vacunación oficial y es una de las que las ONGs se esfuerzan por poner en el tercer mundo. También sé que es una vacuna segura sobre la que se han hecho muchos estudios (siento no poder enlazartelos ahora) y que han recibido miles de personas sin ningún problema así que respecto a ella podemos estar tranquilos.

    Un saludo y gracias por comentar.

  29. paco tanaka dice:

    Vaya, justo lo que necesita internet: un artículo de tono encendido usando profusamente argumentos de apelación a la autoridad y sin profundizar demasiado en el tema . Soy de la opinión que este tipo de estilo cognitivo, más que acabar con las "magufadas", no hace sino darles más combustible. Y sí, de polarizar el debate ─acabando de paso con el debate propiamente dicho. Le recomiendo a la autora que acerca de este tema en concreto busque cosas de Steve Silberman, activista dentro el espectro autista; no: Silberman no es "antivacunas" y no se alinea con Wakefield, pero a la vez señala esta dinámica de caricaturización de los "antivacunas" e introduce la noción de que quizás muchos de esos padres sean más sofisticados de lo que les gusta aceptar a los escépticos.

  30. Jose Luis VM dice:

    Animo Marta, no se de donde sacas paciencia para responder a tantas tonterías. No hay ninguna dudad de que el movimiento anti-vacunas caerá por su propio "peso", el problema es a cuantos más inocentes se va a llevar por delante mientras tanto …

Los comentarios están cerrados.