RuPaul – Vida y milagros de una superestrella

El pasado mes de septiembre RuPaul ganaba su primer Emmy en la categoría de Mejor Presentador como reconocimiento a su trabajo en el concurso-reality show RuPaul’s drag race (2009-), un programa de televisión en el que RuPaul ejerce no solo de presentador, sino de guía casi espiritual y fuente de inspiración para sus concursantes, un grupo de drag queens que aspiran a alcanzar el título de America’s next drag superstar.

Pero, ¿quién es realmente RuPaul y cómo ha conseguido sacar adelante un concurso en televisión dirigido a un público tan específico, convirtiéndose en mentor no solo de sus concursantes, sino de una legión de fans incondicionales, llegando a conformar una familia compuesta por millones de personas que siguen su programa, su carrera y la de sus drag queens, desde prácticamente cualquier punto del planeta? Analicemos su insólita trayectoria vital y profesional.

Vida…

rupaul1

RuPaul Andre Charles nació en 1960 en San Diego, California. Recibió su nombre de su madre, que deseaba que su hijo llegase a ser único en el mundo, por lo que escogió este singular nombre para él. A los quince años, RuPaul dejó su hogar familiar para comenzar sus estudios en la rama de artes escénicas y pronto empezó a trabajar en el cine y en la música, moviéndose en circuitos underground y presentándose públicamente como un hombre con rasgos de mujer, lo que en ambientes LGTB se conoce como a genderfuck (una persona que juega con los roles de género). En 1989 participó como bailarina en el videoclip de la banda B-52 Love-Shack, y desde aquel momento, en el que sale de sus círculos profesionales más específicos para irrumpir en lo comercial y colarse en las casas de todos los espectadores de la MTV, no ha parado de suscitar el interés de todo aquel que lo ve.

Si algo genera la figura de RuPaul, sin duda alguna, es atención y curiosidad. Su altura, mide un metro y noventa y tres centímetros, ya lo posiciona como centro de todas las miradas, y su aspecto, femenino, pero con un toque que distorsiona la imagen canónica de mujer y nos invita a cuestionar lo establecido, le permite no pasar desapercibido. RuPaul ha sabido siempre sacar partido de lo que mucha gente podría considerar una debilidad: es un hombre negro, homosexual y drag-queen, características que, en un país como Estados Unidos, aún hoy en día son consideradas marginales.

rupaul2

RuPaul destaca por su aspecto físico, pero su carrera va más allá de lo puramente estético. Aunque nunca ha ocultado su obsesión por la moda y una de las palabras que lo definen es glamour, sus intenciones han estado claras desde el comienzo de su carrera profesional, y el salto a lo comercial no le hizo olvidar su primer propósito: luchar por los derechos de la comunidad LGTB y dar visibilidad a los problemas de las personas que, como él, son apartados de la sociedad solamente por vestir, comportarse o amar diferente.

En 1993 salió a la luz su primer álbum, Supermodel of the world, y su hit Supermodel (You better work) logró un impacto inesperado para sus productores. Poco después le llegará el éxito también en Reino Unido, al publicarse su versión junto a Elton John de la canción Don’t go breaking my heart, original del propio Elton John y Kiki Dee.

Sus apariciones en los medios de comunicación comenzaron a ser constantes después de este éxito masivo, convirtiéndose en una figura admirada pero controvertida, teniendo que hacer frente a sus primeros escándalos, que llegaron a tambalear la credibilidad del mesiánico mensaje que llevaba años defendiendo: Love everyone. Sin embargo, él se mostró firme en su empeño de representar a la comunidad drag y mostrarla en contextos que le habían sido vetados. Cuando en 1995 consigue ser la primera modelo drag-queen fichada por una gran marca, MAC Cosmetics, su revolución individual se vuelve palpable a nivel global, y es entonces cuando comienzan a sucederse la serie de prodigios que forjarán su personal HERstory.    

… y milagros

rupaul3

La vida de RuPaul es un ejemplo, razón por la cual es seguida por todos sus admiradores, de cómo una persona que parte de una situación desfavorable puede llegar a conquistar el mundo que lo rechazó y sigue rechazando a otros como él. Desde que en 1996 se convirtiera en presentador de su propio talkshow, The RuPaul Show (1996-1998) junto a su íntima amiga Michelle Visage, su éxito no ha parado de incrementarse, pero no ha sido exclusivamente su carrera profesional lo que le ha llevado a convertirse en quien es hoy en día. Unido a su trayectoria como modelo, cantante y presentador, ha estado siempre latente su ideal de transformación, a través del amor, del mundo tal y como lo conocemos.

La prodigiosa conjunción de vida, carrera y mensaje redentor se produce en el año 2009 cuando aparece en televisión su concurso RuPaul’s drag race. Las participantes de esta competición son varias drag-queens que lucharán semana tras semana, pasando por diferentes pruebas de talento, para hacerse con la corona (y el dinero que viene con la corona) que les permitirá representar el legado de RuPaul alrededor del mundo durante un año, y entrar a formar parte de su particular hall of fame

rupaul4

Sin embargo, el milagro no consiste en haber hecho crecer un programa que nació con un presupuesto mínimo hasta convertirlo en el más visto de su cadena a la vez que se revalorizaba su propia marca personal. Nuevamente, los milagros de RuPaul siguen ligados a su mensaje de amor. Por RuPaul’s drag race han pasado un total de cien queens, venidas de contextos muy diferentes: algunas disfrutaban de un entorno de aceptación y eran felices siendo ellas mismas; algunas ya tenían una carrera profesional como drag-queens; otras habían sido abandonadas por sus familias, habían cometido errores en el pasado, habían sufrido acoso, adicciones, o ni siquiera se habían atrevido a mostrarse ante sus seres queridos tal y como eran. Detrás de cada drag-queen había una historia, y RuPaul estaba ahí para escucharlas todas y ofrecerles a cambio el mejor consejo posible: if you can’t love yourself, how in the hell are you gonna love somebody else?

Cien queens cuyas vidas cambiaron (en su mayoría para bien, aunque hubo alguna marisabidilla que se la cambió para peor, quizás porque no todo el mundo es capaz de entender el verdadero amor) después de ser tocadas por RuPaul. Cien milagros que no son sino la punta de un iceberg de todas las vidas que han sido transformadas a lo largo y ancho del planeta.

En España, después de que Netflix incluyera este reality show en su catálogo, y TenTv le abriera un hueco en su parrilla bajo el título RuPaul: Reinas del Drag, el número de fans de Mama Ru crece cada día y sigue inspirando a muchos de nosotros a ser valientes y a mostrarnos al mundo tal y como somos.

rupaul5

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad