Sam y Mattie, los dos mejores amigos contra los zombies en ‘Spring Break Zombie Massacre’

Robert Carnevale, veterano técnico de iluminación en la industria de Hollywood, debuta como director con la comedia Spring Break Zombie Massacre, un proyecto de Kickstarter que ha funcionado como un tiro.

El proyecto necesitaba 50.000 dólares y ha superado la cifra, así que Spring Break Zombie Massacre es una realidad que se podrá ver a partir del siete de julio en Estados Unidos. El reclamo principal de la peli son sus dos protagonistas, Sam y Mattie, dos amigos de Rhode Island que comparten su pasión por los zombies y los videojuegos y que se han dejado el culo sacando adelante el proyecto, la mejor forma de derribar las barreras que la sociedad se ha empeñado en levantar: ambos tienen síndrome de Down, una discapacidad que ni se sufre ni se padece porque no es una enfermedad y que poco a poco, despacio, se va normalizando.

Spring Break Zombie Massacre tiene fiestas, muertos vivientes, demonios, palabrotas, implantes cibernéticos, skate y algún rostro más o menos conocido, como Pauly D de Jersey Shore, que ha participado sin pedir un pavo a cambio, detalle que le honra. Un triunfo de la amistad y las ganas de divertirse a toda costa que, además, luce bastante mejor que muchas películas de género con más dinero y ganas de destacar a costa de tarántulas volcánicas o tornados de tiburones.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad