¿Se ha planteado Instagram una versión ‘para adultos’?

Respuesta rápida: "no". Durante una mesa redonda en la que también intervino Lena Dunham, el cofundador de Instagram Kevin Systrom admitió que ha habido "discusiones" acerca de la posibilidad de subir desnudos y similares a su red social, pero la compañía desmiente que éstos pudieran formar una web aparte.

Es bien sabido: la sombra de un inocente senito, de un pitilín travieso o de otras partes anatómicas en una foto pueden hacer que Instagram la tome contigo: ahí quedan el caso de la modelo Chrissy Teigen y el famoso ‘Pezongate’ para demostrarlo. La renuencia de la red social de imágenes ante cualquier contenido mínimamente erótico o sexual es muy famosa, y su cofundador Kevin Systrom habló sobre ella en una mesa redonda frente a Lena Dunham Kate Couric, de Yahoo! El encuentro tuvo lugar en la New Establishment Summit, una de esas reuniones de cerebros 3.0 al más alto nivel, convocada en este caso por la revista Vanity Fair.

Durante la mesa redonda, Dunham tuvo ocasión de hablar de sus tiras y aflojas con las redes sociales, esos que le han llevado en ocasiones a despotricar de Twitter, sin ir más lejos. Según informa Mashablelas palabras de la actriz y comediante orientaron la conversación hacia temas más ‘adultos’ (es decir, hacia los desnudos), llevando a Kate Couric a preguntarle a Systrom si Instagram se había planteado ofrecer una versión no apta para menores de sus servicios. La respuesta de Kevin: «Ha habido discusiones al respecto». 

Si a estas alturas ya estás salivando al pensar en una futura versión de Instagram con tetas y falos enhiestos, sentimos decepcionarte: Systrom aclaró que dicha posibilidad fue desestimada, porque le crearía a Instagram la papeleta de decidir qué es y qué no es apto para aparecer en su forma mainstream. «Instagram no está hecho para ver porno», remachó el creador del sitio. «Nos centramos en la gente que sabe expresarse de manera hermosa». Ayer, un comunicado de la compañía aclaró cualquier posible duda, afirmando que Instagram ni se ha planteado crear una subweb ‘clasificada R’.

Con más de 400 usuarios activos, y con unas cifras de actualización que hablan de 80 millones de fotos posteadas al día, Instagram es una de las redes sociales de crecimiento más espectacular. Así las cosas, parece que su necesidad de utilizar el sexo como reclamo tiende a cero. Lo cual, como indicó Systrom, ahorra también futuras papeletas relacionadas con posibles casos de censura. Parece mentira, eso sí, que la mera posibilidad arme tamaña papeleta: cualquiera lo hubiese dicho cuando a nosotros nos tiraban imágenes de Fotolog. 

Publicidad