Sitges 2015. Crónicas caninas: 10 de octubre de 2015

Dia 2 y ya odio el Séptimo Arte. Para ser honestos, lo odiaba antes de venir, pero este ritmo de visionados liquida las más mínimas posibilidades de redención. Hoy, según mi agenda, tengo diez mil proyecciones. Bienvenidos a Sitges 2015 y recordad: actualizaciones constantes en este mismo post.

7.15: Nocilla, zumo de naranja, café y huevo frito. Me gusta llamarlo BUFFET LIBERTINO.

8.28: ¿Es buena idea ver una película de marionetas a estas horas? Una pregunta que siempre me ha atormentado y que al fin se verá respondida.

10.20: Vaya si ha sido buena idea. Anomalisa, de Charlie Kaufman, es puro Kaufman y a la vez es una maravilla artesanal y emotiva que deja de lado los ritmos frenéticos de otras pelis suyas para presentar una trama simplísima y una realización exquisita. El gimmick se desvela a los dos minutos pero… cómo funciona.

12:40: The Gift, primera sorpresa del año ya que he entrado prácticamente a ciegas. Un plantel de estupendos cómicos en un cambio de registro sorprendente y una película que pervierte las bases más profundas del cine de un extraño-amable-pero-inquietante-en-casa. Inteligentísima, con un humor muy malvado: Julia Roberts, Michael Keaton, esta es nuestra venganza por las mierdas que hicisteis en los noventa. Se estrenará en España, parece, y ojo con el trailer, que abunda en spoilers.

14.41: Knock Knock es, por lo que a mí respecta, el certificado de defunción de Eli Roth, al menos mientras se siga juntando con Nicolás López. Estéticamente insufrible, ideológicamente ni te cuento, sin el más mínimo ápice de sentido del humor que haga más llevadera la polémica, este horrendo cuento de hadas para yuppies blancos temerosos de las malas mujeres, se cierra con Where’s my mind? de los Pixies a todo trapo. Ese es el nivelazo.

20.34: Camino de las sesiones nocturnas tras una apacibSIESTAZA. Nochecita hardcore: Sion Sono y una basada en una novela gráfica que puede ser una sorpresita, Alena.

21.03

El equipo de Alena al completo.

A post shared by Canino (@caninomag) on

23.07

23.10: Alena es una fábula  adolescente sobre una outsider cuyo ángel de la guarda es una amiga muerta, celosa de sus primeros pasos en la integración en las competiciones deportivas ultraviolentas y las relaciones sáficas con sus compañeras de un instituto solo para chicas. Suena bien, ¿no? Por desgracia, confía demasiado en una serie de trucos de guion que se olfatean a la legua. Aún así la atmósfera de cuento cruel sostiene sin problemas el invento.

23.16

Sion Sono, dandy raro y titán fuerte.

A post shared by Canino (@caninomag) on

https://www.youtube.com/watch?v=-08_h8LNYEI

01.15: El actual emperador del cine raro para gozo de festivales especializados, Sion Sono, confía en la estupenda Tag en un recurso similar a su clasicazo Suicide Club: arrancar con un grupo de colegialas y una escena de impacto. A partir de ahí, con una narrativa embrollada y que no pone límites a la mezcla de comedia, drama y gusto por la chorrada y la ultraviolencia de tebeo de su autor, Tag plantea una serie de cuestiones sobre la identidad femenina que Variety describió con acierto como «una variante girl-power de Alicia en el País de las Maravillas»

 

Publicidad