‘Star Wars’: Carrie Fisher opina sobre el bikini de Leia (y queda como una diosa)

El bikini metálico de la princesa de Alderaan ha creado polémica en los últimos meses, pero ¿qué tiene que decir la propia al respecto? Pues la opinión más razonable que alguien ha expresado jamás sobre el asunto.

Desde 1983, el bikini metálico portado por la princesa Leia en El retorno del Jedi ha sido objeto tanto de turbias fantasías warsies como de cierto cachondeo, y también de polémica. Una polémica que se incrementó el mes pasado, cuando Disney y la juguetera Hasbro decidieron no producir más figuras de la guerrera galáctica con ese atuendo, para evitar las quejas de padres mojigatos y cabreados. Ahora que la promoción de Star Wars: El despertar de la Fuerza está en su apogeo, tanto The Wall Street Journal como el Los Angeles Times han tenido ocasión de charlar con Carrie Fisher sobre el asunto, algo que la actriz y guionista ha aprovechado para dejar clara su postura. Una postura que nos llega vía io9y que a nosotros nos parece extremadamente sensata, a la par que vitriólica y divertida.

Hablando con el diario financiero, la Fisher se muestra algo comedida. Para empezar, deja claro que la polémica le parece «estúpida», y acto seguido se explaya: «El padre que puso en marcha todo el follón se preguntaba algo así como ‘¿Cómo le voy a explicar a mi hija por qué [Leia] lleva esa ropa?’ Pues dile que una babosa gigante me hizo prisionera y me obligó a llevar ese vestido estúpido, y que yo lo maté porque aquello no me gustaba. Y, después, me lo quité. Telón».

Vale: lo de llamar «babosa gigante» a Jabba el Hutt está ya algo visto. Pero es en sus declaraciones para Los Angeles Times donde Carrie Fisher destapa el tarro de las esencias. Refiriéndose una vez más al papá censor, la autora de Postales desde el filo suelta la siguiente ristra de perlas: «¿Y si le dijera a su hija que el personaje no ha elegido llevar ese bikini? La han obligado a ponérselo. Es la prisionera de un testículo gigante y babeante y no quiere llevar esa cosa encima. Y, finalmente, esa cadena (que para ti es una especie de accesorio BDSM) es el arma que usa para matar al testículo baboso». 

Darle vueltas al tema, insiste Fisher, es «propio de asnos». Nosotros agradecemos comprobar, una vez más, cómo se identifica la actriz con la única representante (hasta ahora) del girl power en la saga galáctica, y no nos cuesta nada imaginarnos a la propia Leia soltándole un discurso así a Han Solo y al pánfilo de su hermanito una vez concluida su aventura en Tatooine. Por otra parte, a partir de ahora nos referiremos al Jabba hinchable que nos sirve de mascota como «testículo gigante y babeante»: seguro que nos lo agradecerá.

 

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad