‘Star Wars’: Por qué me fío de J. J. Abrams

A un mes del regreso de Star Wars a los cines, la saga galáctica cobra un nuevo significado para fans y público en general. Disney y J.J. Abrams no sólo tienen que conquistar el corazón de una nueva generación de fans y lograr millones de beneficios para rentabilizar la compra de Lucasfilm. También tienen que hacer que el mundo olvide las precuelas perpetradas por Lucas y allanar el terreno a, por menos, cinco películas más. Destruir la Estrella de la Muerte fue mucho más sencillo…

Yo soy de los que opinan que, a estas alturas, lo mejor que te puede pasar es que te compre Disney. ¿Quién mejor para colocar un producto hasta en la goma de los calzoncillos que alguien que lleva poniendo la cara de Mickey Mouse en toda superficie imprimible durante casi noventa años? Mirad si no el pelotazo que ha supuesto para Marvel entrar en la familia…

También comprendo, como fan, que a muchos no les guste la disneyficación. Pero como fan de una edad ya, veo que ese disgusto tiene más que ver con la necesidad media del fan de sentirse especial que por lo que supone realmente este tipo de estrategias empresariales. Y es que a mucho fan, a mucho friki, sí, le gusta el gueto. Y tiene mucho que ver con esa sensación que se tiene de ser alguien muy especial cuando conoces la identidad secreta de Iron Man y el resto de mortales no. ¿Cómo voy a ser especial si gracias a Disney ahora casi todo el mundo sabe quién es Tony Stark?

1-disney+lucas

Seamos sinceros, sin Disney nunca veríamos en el cine a Thanos pegándose de tortas con los Vengadores. Y eso es algo con lo que todo fan ha soñado.

En el caso de Star Wars muchos fans de esos que ya tienen canas, y que todavía no tienen muy claro si compran los juguetes de la saga para sus hijos o para ellos, critican que Disney pervierta y envilezca la historia que tanto aman con subproductos infantiles que poco les interesan. Se olvidan de las series de dibujos ochenteras de Droids y Ewoks (y de las dos pelis protagonizadas por ellos). Es que es paradójico que alguien critique que Disney enfoque ciertos aspectos de Star Wars a un público infantil cuando ellos mismos se enamoraron de todo ello a una temprana e impresionable edad en la que todavía se mordisqueaban las gomas Milán Nata con la misma pasión que los chicles de los chupachups Kojak.

Dicho esto, Star Wars Rebels es una serie animada llena de acción, de trepidantes combates espaciales y duelos de sables láser. No termino de ver el problema que eso supone a la mitología del serial. De propina, Disney se embolsa una gran cantidad de dinero del que una parte se reinvierte en seguir produciendo material de Star Wars

Seguimos con Disney, que claro, compra la franquicia para hacer dinero. Y ese dinero lo consigue haciendo películas. ¿Vamos a decir ahora que no queremos ver nuevas películas de Star Wars? Nos hemos pasado nuestra adolescencia, entre pósters guarretes de Samantha Fox, soñando con nuevas película de Star Wars. No habríamos comprado todas esas novelas de Star Wars (la mayoría infumables) si no fuera porque queríamos más Star Wars.  ¿Cómo un fan de Star Wars no puede querer nuevas películas? Ah, sí, por Jar Jar Binks

2-jedi_reflexes

Seamos sinceros, las precuelas son una mierda. Que sí, que Darth Maul molaba, que las carreras de vainas son trepidantes, que las Guerras Clon tenían su punto y que a Natalie Portman le quedaba muy bien ese top blanco. Pero pones en un montoncito las cosas que DE VERDAD te gustan de las precuelas, en otro las que no, y tienes por un lado una hora de metraje que te gusta y por el otro un montón de diarrea humeante. Esas películas, que ya en su momento eran muy flojas, han envejecido terriblemente mal. El Yoda digital tiene un aspecto de pegatina que nunca llegará al nivel de realismo de las orejas temblorosas de la marioneta original. Defender las precuelas, incluso como amante de la saga, es difícil. Imagino que para Disney, que pretende hacer de las nuevas películas un éxito, supone un reto recuperar la saga y que el gran público no se acuerde de Jar Jar pisando una caca en Episodio I. Tal es el esfuerzo que incluso han prescindido hasta el momento de la etiqueta de ‘Episodio VII’ para esta nueva película, no sea que alguien recuerde el I, II y III.

Del fracaso, técnico y emocional, de las precuelas debemos culpar a Lucas. George Lucas es un titán de la industria, un revolucionario del cine y todas esas grandes cosas que se han dicho sobre él y su importante papel en Hollywood (o fuera de él) durante todos estos años. Pero allí donde brilla como montador y productor, flojea como como director y guionista. No pasa nada por reconocerlo. La mayoría de nuestros momentos preferidos de la saga no los ha dirigido o escrito él. En serio, no pasa nada. Le debemos Star Wars, y yo le estoy agradecido por tantos años de emoción y fantasía. Y con él retirado, Disney necesitaba a alguien a quien endosarle el marrón, digo, la responsabilidad. Con Spielberg (bien por decisión personal, bien por temas legales con los sindicatos) fuera de juego, ¿a quién vas a llamar?

La lista de directores capacitados para un projecto de este tipo es corta, pero de categoría, como tantas cosas. Quedan fuera gente como Michael Bay y demás videocliperos, veteranos crepusculares como Ridley Scott… Y creo que todos estamos de acuerdo en que Star Wars pide a gritos un director relativamente joven y que esté lo suficientemente enamorado de la saga como para que los fans no se sientan traicionados. Lo del talento es opcional, claro. Pero digamos que queremos que además sea un buen director y que se tampoco sea un tullido del todo a la hora de escribir. Con todo eso sobre la mesa, ¿quién ha demostrado en los últimos años que puede hacer, si no Star Wars, el producto más parecido? Joss Whedon.

Vale, Whedon está ahora enfurruñado con Disney y cuando llegó el momento de arrancar estas nuevas pelis el bueno de Joss estaba a tope con el universo cinematográfico de Marvel. ¿A quién se puede llamar que no sea Whedon? Pues imagino que Disney tiró de IMDB y se dio cuenta que las últimas dos películas de Star Wars que se estrenaron  en el cine se llamaron Star Trek Star Trek: En la oscuridad, y las firmaba un tipo con gafas de pasta muy nerd que había hecho algunas cosas muy famosas para TV. Las pelis Star Trek dirigidas por Abrams tenía más de Star Wars que de Star Trek. Los trekkies odiaron a Abrams, pero el resultado no es malo en absoluto: son divertidas, trepidantes y épicas. En una entrevista hace casi diez años, precisamente presentando Star Trek, Abrams me dijo: “yo siempre he querido hacer una peli de ‘Star Wars’, pero como eso no va a pasar…”. Las vueltas que da la vida. [pullquote align=»right» cite=»» link=»» color=»» class=»» size=»»]Cuando Abrams recibió la oferta para incorprarse a ‘Star Wars’, lo rechazó porque era demasiada responsabilidad.[/pullquote]

El caso es que creo que Abrams es perfecto para la saga. Ha demostrado ser un tipo solvente para este tipo de pelis, es un fan de la saga, y lo más importante, cuando le ofrecieron hacerse cargo de Star Wars, no quiso hacerlo de primeras. Según él, era demasiada responsabilidad, tanto personal como profesional. Pero oye, es Star Wars. Nadie se puede negar realmente a aportar su granito de arena a esa mitología. Yo mismo estaría encantado y tengo algunas ideas cojonudas, por si alguien de Disney está leyendo esto y quiere darme la oportunidad…

Con Abrams y su productora al timón hay que reconocer que las primeras sensaciones son buenas. Lo primero que hizo fue ponerse a escribir con Lawrence Kasdan, que algo sabe de escribir pelis de Star Wars. Lo segundo, llamar a Han Solo, Chewbacca, la Princesa Leia, Luke Skywalker y sacarlos de la carbonita para que dieran en pantalla el relevo generacional. Después un video en el set de la primera película para una ONG en el que nos mostraba un alienígena de verdad, esto es, un tipo disfrazado, como Dick manda. Nada de CGI. Luego sacó un nuevo modelo de Ala-X. Más tarde le robaron unas fotos del rodaje en el que salía en Halcón Milenario. EL. HALCÓN. MILENARIO.

5-solo+chewie

¿En serio no vas a confiar en un director que se ha acordado de cambiarle la antena al Halcón Milenario tras El Retorno del Jedi? Además de ese tipo de detalles, a Abrams hay que concederle varias cosas, a saber: que tras uno de los rodajes y pre-producciones más spoileados de la historia del cine, a un mes del estreno lo que se sabe DE VERDAD sobre el argumento de la peli es más bien poco. Que ha conseguido que con cuatro imágenes aquí y allá, su nuevo androide BB-8 sea más carismático que el reparto de las tres precuelas juntas. Que tiene la responsabilidad de crear una presencia maligna que cubra el hueco dejado por Darth Vader, que ya veremos si lo consigue, pero sólo por aceptar el reto ya tiene mérito. Para terminar, que ha hecho llorar a más treintañeros alrededor del mundo que nadie en la industria del entretenimiento de masas en los últimos años. Ver a Han Solo con el pelo blanco, blaster en mano y con la cadera recién soldada, con Chewbacca detrás en el pasillo del Halcón diciendo eso de “estamos en casa” es lo que muchos fans llevaban toda su vida esperando. Pura emoción aliñada con batallas espaciales y una nueva banda sonora de Williams que pone los pelos como pajitas de esas de colores y formas raras que ponen en las copas caras junto a una bengalas y una sombrillita.

A pesar de ello, algunos fans siguen sin fiarse de Abrams y Disney. Comprendo los motivos, pero no los comparto. Creo que El Despertar de la Fuerza va a molar. En cualquier caso, no puede ser peor que La Amenaza Fantasma. Además, ¿hay alguien más interesado en que la película guste y sea un éxito que Disney? Imagino que querrá recuperar su inversión y dentro de noventa años, seguir imprimiendo la cara de Chewbacca en la goma de los calzoncillos de alguien. Ese es el reto, hacer una película de Star Wars que contente a los fans que han mantenido viva la franquicia todos estos años. Pero la jugada importante es pensar en la nueva generación, porque aunque nos duela reconocerlo: los fans veteranos ya estamos amortizados. Ya hemos comprado todos los juguetes y tenemos todas las versiones de las pelis en Super8, Beta, VHS, LaserDisc, DVD y Blu-Ray. Y nuestra esperanza de vida es menos interesante que la vida útil de consumidor potencial de un chaval de siete años que estas navidades le va a pedir a los Reyes Magos el nuevo Ala-X negro de Poe Dameron.

6-hasbro-tfa-x-wing

Disney quiere sacar una nueva peli de Star Wars al año. Ya tiene en marcha las cinco siguientes. Eso es mucho dinero y todo depende de que esta película funcione. ¿Va a hacer jugadas raras? Evidentemente, ahora no. Va a ir sobre seguro, e ir sobre seguro con Star Wars es ir a lo que ha funcionado bien durante estas tres décadas, a la Trilogía original.  A la acción, los buenos diálogos y los personajes carismáticos, las naves espaciales, las espadas de luz, el Halcón Milenario. Que le den a los midiclorianos.

P.D. Yo este año también le he pedido a los Reyes Magos un Ala-X Negro de Poe Dameron.

Publicidad