Tenemos el primer trailer de ‘Ghost in the Shell’… ¿estará a la altura?

Vuelven los noventa, vuelve el cyberpunk. La esperada adaptación del anime Ghost in the Shell se nos presenta por fin en un tráiler en condiciones. Disparos a cámara lenta, persecuciones a ritmo de Depeche Mode y una cuidada estética que parece beber de lo mejor del anime. Aún así, no podemos dejar de preguntarnos: ¿será todo esto suficiente para crear una película a la altura de las expectativas?

Tras unos enigmáticos teasers y cierta controversia sobre el whitewashing que ya hemos tratado, este domingo nos hemos encontrado con el primer tráiler de la adaptación del anime de Mamuro Oshii. ¿Nuestra opinión? De momento, compramos con ciertas reservas.

Tras la nostalgia por los ochenta, llega el revival noventero. En una época marcada por las aplicaciones de móvil limpias y el buenrollismo 2.0, volver a los tiempos de William Gibson resulta casi un ingenuo acto de fe. Sí, millennials, en los años ochenta y noventa aquel era el futuro que muchos soñábamos (y temíamos): un futuro cibernético pre-Matrix, dominado por laberintos de cables, enchufes y corporaciones paramilitares. Fue entonces, por el año 1995, cuando llegó a los cines Ghost in the Shell, película que contaba las andanzas de La Mayor Kusanagi, jefe táctica de la Sección 9, equipo para militar encargado de solucionar crímenes relacionados con la delincuencia tecnológica.

La adaptación occidental y a imagen real de Ghost in the Shell no ha venido exenta de problemas, desde el tema de whitewashing del personaje de La Mayor Kusanagi ( la cyborg ahora es interpretada por Scarlett Johansson), hasta la selección de un director, Rupert Sanders, que aunque tenga en su haber grandes videoclips (y una grandísima adaptación no oficial del Black Hole de Charles Burns) no ha demostrado ser capaz de llevar a buen puerto un solo proyecto (y te miro a ti, Blancanieves y La Leyenda del Cazador -2012-)

¿Qué podemos esperar viendo este tráiler? Empecemos por lo bueno: la cuidadisima estética, haber sabido abrazar la esencia cyberpunk del anime con las últimas tecnologías. Ese skyline de Tokyo es, definitivamente, el de Ghost in the Shell, pero rebozado con unos hologramas y espacios 2.0 que haría las delicias del Charlie Brooker más enloquecido. También apreciamos efectos prácticos, cosa bastante de agradecer estos días. Las escenas diurnas donde se intuyen infinitos bloques de edificios, esas peleas a cámara lenta, el traje de invisibilidad de la Mayor… cada escena parece estar pidiendo a gritos que la película total esté a la altura. Porque la iconografía, aunque hayan pasado dos series de televisión y dos o tres películas, sigue siendo relevante y efectiva: monjes en círculo adorando cables, cuerpos de cyborgs invisibles cruzando espejos… Vaya, que esta vez parece que sí se han leído y visto las fuentes.

Cartel también recién estrenado de la futura película.

Cartel también recién estrenado de la futura película.

Quizás todas las cosas buenas que podemos decir son también malas. Para bien o para mal, la adaptación de Sin City de Robert Rodríguezd (2005) sentó un precedente a la hora de trasladar a la gran pantalla ciertas imágenes. La operación de calcar planos del original (y aquí hay algunos bastante claros: esa Mayor saltando al principio, presuponemos sacado de la intro de la película original) nos hace temer un corta y pega de diferentes tramas, desde un villano (¡Michael Pitt, nada más y nada menos!) que puede ser parte del arco de El hombre que ríe pasando por la trama de la primera película.

Hay ganas de querer contentar al fan más acérrimo, vaya. Por cada fanboy dispuesto a poner el grito en el cielo porque los ojos de Batou no son como en el anime, tranquilos, que tenemos al mismísimo Takeshi Kitano como Aramaki. El parecido con el personaje se ha llevado a tal extremo que no podemos olvidar el Marv de Mickey Rouke en la mencionada adaptación de Frank Miller… De nuevo, no seré yo quien me queje de los paralelismos visuales, siempre y cuando se incluya la suficiente violencia, reflexión y capacidad de destrucción de la obra original. Para muestra, la famosa pelea de La Mayor con…con…

Para bien y para mal, la película soñada de Ghost in the Shell debería ser esa película que James Cameron podía (o debía) haber hecho en vez de Titanic (1997). Que la película sea relevante y no se quede en un batiburrillo de acción sensiblero (Scarlett Johansson buscando qué la conecta con el mundo con cara de Lost in Translation) no será tarea fácil.

La película llega a los cines el 31 de marzo 2017. Veremos entonces si está a la altura. Les dejamos aquí un temazo en directo de la banda sonora original, que Weta Digital ha prometido replicar en la película (de nuevo, esos calcos…)

Y aquí el trailer doblado al español:

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad

6 comentarios

  1. qwerty dice:

    1- He pasado bastante parte del trailer pensando que la protagonista la interpretaba Michelle Williams. Que igual, en una secuela sin tanta presión financiera y mas espacio para hacer las cosas bien, podría colar.
    2- El uso de la música y ESA CANCIÓN da bastante bajona.
    3- Batou un poco meh, la verdad.
    4- A esperar ver la cinta entera para tener una opinión mas o menos formada.

  2. Git dice:

    No,no estará a la altura, y me sorprende que no se comente en el artículo lo que parece un cambio obvio del guión. Viendo al trailer, parece que han metido una especie de trama tipo ‘Robocop’, donde La Mayor es un humano al que, debido a algún problema grave coon su cuerpo, le han extraído el cerebro y puesto en un cuerpo cibernético. En el trailer se ve como La Mayor quiere ‘recuperar’ su anterior vida, o como alguien le dice que su origen (por qué se uso su cerebro) no fue para salvarle la vida, si no que apunta a una especie de traición, como si la hubiesen ‘matado’ para poder usarla como criatura cibernética.

    Todo eso, si no recuerdo mal, no está en la película original, donde La Mayor es una humana que poco a poco ha ido poniéndose componentes cibernético dejando cada vez más atrás su humanidad. Las reflexiones de que surgen de ambas situaciones (un cerebro metido en un cuerpo cibernético, o un humano que va haciéndose cada vez más máquina) son completamente diferentes, y creo que una de las grandes bazas de la película precisamente eran esas reflexiones.

  3. Djlevi dice:

    Me parece muy injusto que entre todas las referencias, no se haga la más mínima mención al creador de "Ghost in the Shell", que es Masamune Shirow

  4. jasa dice:

    El año que viene se van a estrenar dos películas con mujeres fuertes como protagonistas: Ghost in the Shell y Wonder Woman. ¿Se apuestan algo las feministas que purulan por aquí a que van a ser dos de los mayores éxitos del año?

  5. jasa dice:

    Según Ghost in the Shell – Arise, la mayor Kusanagi es un cyborg desde su nacimiento debido a un accidente que tuvieron sus padres cuando ella aún no había nacido. De hecho, según se cuenta en esa miniserie, no sufre los problemas derivados de la cybernetización precisamente por haber sido siempre un ciborg.

  6. Hakaider dice:

    El origen de Motoko del que hablas sólo se aplica a la timeline de ARISE. Cada nueva adaptación de GITS se basa en una timeline nueva. Véase el manga original, Stand Alone Complex o las pelis de Oshii, todas basadas en el mismo material pero con diferencias entre sí.

    Y como comentan arriba, en casi todas las adaptaciones se mantiene el hecho de que la Mayor se va convirtiendo en un cyborg de manera progresiva.

Los comentarios están cerrados.