They Might Be Giants se dan a los ‘emojis’

El dúo más malévolo y marciano de Brooklyn sigue adelante con la nueva etapa de 'Dial-a-Song', su servicio de 'microcanciones' instantáneas por internet: en su última entrega, John Flansburg y John Linnell aparcan la bilis para hablarnos de las cosas buenas de la vida... a base de emoticonos.

Ante un robo con escalo que arruina su estudio casero y un accidente de bici que impide tocar a uno de sus miembros, cualquier grupo se vendría abajo, sobre todo si es un dúo. Pero They Might Be Giants no son un grupo cualquiera: en 1985, enfrentados a esa doble calamidad, John Flansburg John Linnell decidieron darle una vuelta de tuerca más a su concepto autoparódico y esquinado del pop estrenando Dial-a-Songun servicio telefónico en el cual el público podía escuchar sus nuevos temas… grabados en un contestador automático. Esta forma de autopromoción sobrevivió a los años, y al apagón analógico, hasta que en marzo de este año los dos John la remozaron al gusto de los tiempos, con una web en la que cada nuevo lanzamiento va acompañado de un videoclip. Y, ahora, acaban de estrenar el tema número 36 de la nueva iniciativa, acompañándolo de un clip firmado por Todd Goldstein en el que la letra del tema aparece resumida a golpe de emoticono.

La canción se titula Definition of Goodresulta destacable incluso en un repertorio como el de sus autores (créenos, eso es decir muchísimo) y en su letra descubrimos algunas cosas buenas de la vida según el prisma deforme del dúo: desde entablar conversaciones fingiendo acento ruso hasta escuchar los discos de Captain Beefheart, pasando por las sombras chinescas, jugar al escondite con tu perro o meterte en esa caja de cartón tan enorme que sirvió para embalar un electrodoméstico. ¿Están siendo sinceros Flansburgh y Linnell, o están tomándonos el pelo? En cualquier caso, si no nos tomaran el pelo, no serían They Might Be Giants… Si te gusta lo que ves y oyes a continuación, recuerda que la pareja ofrece sus suscripciones a Dial-a-Song por el módico precio de 27 euros al año.

 

¿Te ha gustado este artículo? En unas semanas podrás colaborar con Canino a través de Patreon para que sigamos escribiéndolos. ¡Muy pronto!

Publicidad