‘Skiptrace’: Renny Harlin sobrevive con la ayuda de Jackie Chan y Johnny Knoxville

El director de la que si no es la mejor entrega de La jungla de cristal poco le falta, sigue empeñado en no evaporarse entre tanto nuevo director y maneras de trabajar. Vale, su visión de Hércules no valía demasiado, pero a casi todo el mundo se le escapa que El paso del diablo (2013) era un trabajo a la altura del mejor misterio catódico de los últimos años.

Los días de vino y rosas de Renny Harlin empezaron a escasear en el momento de su separación con Geena Davis, a la que dirigió en el pelotazo que convirtió a Shane Black en el guionista mejor pagado del mundo, Memoria letal (1996). Justo después de hundir un navío tan grande como La isla de las cabezas cortadas (1995), eso sí.

Hasta entonces, Harlin era un tipo respetable y que sabía dar con la tecla adecuada en producciones tan diferentes entre sí como Las aventuras de Ford Fairlane (1990), La Jungla 2: alerta roja (1990, vaya año), Máximo riesgo (1993) o Pesadilla en Elm Street 4 (1988)-

Tras el divorcio llegó ese momento de menosprecio e incomprensión gratuita tan de los anti-fans de Adam Sandler dando la espalda al jolgorio de Deep Blue Sea (1999), una película infalible a la que pocos hicimos caso. Ante semejante panorama, el problemático rodaje de la precuela de El Exorcista o trabajos alimenticios para Stallone o John Cena, Harlin se empeñó en resurgir de las cenizas con una interesante apuesta en formato found footage (como Shyamalan, otro maestro en horas bajas) y dinero ruso titulado El paso del diablo (2013), que a lo tonto a lo tonto, es una de las apuestas fantásticas más interesantes de los últimos años.

Ahora cambia el dinero ruso por el chino y se apunta a otra fiesta en Skiptrace, una farra mucho más convencional y hasta trillada, pero que coloca al director al lado de dos supercamorristas de primera como Jackie Chan y Johnny Knoxville en una suerte de Hora Punta (1998) para la nueva generación que promete justo lo que puede prometer: malabares, peleas imposibles, chistes malos y un par de horas alejados de la ola de calor que te va a pillar te pongas como te pongas.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad