#untemazodiario: 18 de enero de 2016

¿Sabes por qué ayer se nos olvidó poner el temazo de cada día? Porque no nos tomamos un café nada más ponernos en pie. Lo compensamos hoy martes con la oda al líquido elemento que, hoy sí que sí, te va a poner las pilas. Por narices.

Lo que se adora en esta casa (al menos la parte de esta casa que firma estas líneas) a los Descendents no tiene nombre. Todo gracias a unas melodías de pop infeccioso combinadas con una pericia instrumental que no necesita de afectación para dejar boquiabierto al oyente y, por encima de todo, unas velocidades infernales que no transmiten furia ni urgencia, sino una cierta reflexión melancólica sobre esa maldita eterna adolescencia que no terminamos de sacudirnos.

Ah, sí. El café.

Esta tonada sobre la adicción a la cafeína, Coffee mug es, por supuesto, un enervante trallazo punk de apenas treinta y cuatro segundos donde Milo y los suyos tienen tiempo de bramar a duras penas versos tan ingeniosos como «They haven’t banned / My liquid drug of choice / There’s too many hooked / And they’ve got too much voice» para estallar en un «I don’t need no booze or drugs / I just chug-a-lug-o my coffee mug» que nos hace dirigirnos a toda velocidad a la greca más cercana cada vez que escuchamos este temazo.

Como cada día, puedes escuchar los temazos seleccionados hasta el momento en nuestra lista de Spotify.

Publicidad