#untemazodiario: 29 de enero de 2016

Se hacían llamar "pájaros", pero aquí se fueron al fondo del mar: aportamos un poco de ingravidez al viernes con The Byrds y Dolphin's Smile.

Apuntar reglas universales suele ser arriesgado, pero aquí va una: cuando escuchas a un grupo cuyo sonido parece transmitir una felicidad preternatural o una calma inefable, puedes apostar a que su trayectoria entre bambalinas contuvo cantidades industriales de mal rollo. Y, si se quiere sostener esta teoría con un ejemplo, qué mejor que remitirse a The Byrds. El grupo de Los Ángeles, siempre tan pródigo en pildorazos de pop folkie con melodías gloriosas, reunía en su formación original a una pandilla de ególatras siempre dispuestos a pelearse entre ellos. Semejante guerra intestina tuvo uno de sus puntos culminantes en 1968, cuando se publicó el elepé The Notorious Byrd Brothers. Visto que el bandarra de David Crosby se las había pirado, los espabilados de Roger McGuinn, Chris Hillman Michael Clarke decidieron lanzarle un guiño maquiavélico a su ex guitarrista, posando para la portada del álbum en compañía de un caballo. El mensaje estaba claro: puestos a elegir, hasta el equino resultaba un compañero mejor.

https://www.youtube.com/watch?v=m68aXt7GZCM

Muchos byrdmaníacos, como el biógrafo Johnny Rogan, han señalado que esas cantidades industriales de mala hostia se notan muy poco en The Notorious Byrd Brothers. Pese a que su primera canción es una oda a la anfetamina (Artificial Energy, nada menos) y a que muchos de sus cortes tienen letras de subido pesimismo, el álbum suena de lo más etéreo, con canciones de duración minúscula armadas a base de reverb, delay y de un instrumento nuevo, llamado «sintetizador», con el que McGuinn se había encaprichado. Posiblemente, el tema que mejor resume dichas virtudes sea Dolphin’s Smile: dos minutillos escasos de alucinación subacuática en los que las guitarras suenan como cetáceos inteligentes, y de los que abrevaron grupos como Slowdive Mazzy Star. ¿La mayor paradoja de todas? Que el responsable principal del tema fue David Crosby. Es decir, el caballo. Menudo desmadre zoológico, Señor…

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad