#untemazodiaro: 27 de enero de 2016

Saquen sus cuadernos, que llega la maestra: Erykah Badu nos proporciona un cursillo gratis de historia del hip hop con esta Love Of My Life.

En primer lugar, se la suele conocer por su voz. En segundo lugar, por su destreza como compositora. Y, finalmente, por estar más loca (en el sentido más positivo del término, claro) que varias cabras con collares y pelo afro. Pero que nadie se confunda: aunque Erykah Badu (pronúnciese «badú») sea una de las figuras cruciales del soul moderno, y una cantante cuyos fraseos vocales equivalen a una enciclopedia, o a varias, ella también tiene debilidades. Según nos cuenta en esta canción, la diva de Texas lleva a cuestas desde su más tierna adolescencia un romance que se le ha hecho a veces muy cuesta arriba: él es un bandarra, un calavera y un vivalavirgen, pero ella sigue capeando el asunto porque es una sentimental y, en el fondo, el sujeto merece la pena. Algo que tiene su explicación: el destinatario de esta Love of My Life no es ningún ser humano de sexo masculino. Es el hip hop.

Con todo un Common como gregario rimador, doña Erykah grabó este temazo en 2002 para la banda sonora de Brown Sugar, una comedia romántica con actores afroamericanos, sobrada de cameos raperos y falta de gracejo. Pero qué más da si el filme no daba la talla, porque Love of My Life es una canción formidable y, además, su vídeo sirve como un delicioso curso sobre la historia del género. Protagonizando su propio flashback, la Badu  vive un duelo freestyle con la pionera McLyte, recuerda las tensiones entre el buen rollo afrocéntrico del movimiento Native Tongues y el gangsta durante los 90, se reconvierte en toda una pimp y se pasma al descubrir que su público está compuesto por entero de blanquitos con ínfulas (el color de la piel de los personajes es importantísimo en este clip). Y, como guinda, parte hacia el futuro en un autobús conducido por Kool Herc, maestro de DJs y fundador de la old school. Lo que se dice una clase magistral, vamos.

Como cada día, puedes escuchar los temazos seleccionados hasta el momento en nuestra lista de Spotify.

Publicidad