[Vídeo] Así es una partida al ‘Space Invaders’ de carne y hueso

Sólo necesitas una vagoneta, una pistola de láser tag, muchos bloques de plástico y tres docenas de amigos dispuestos a hacer de marcianos. Sencillo, ¿no?

Un hito de las máquinas recreativas, el santo padre fundador del género matamarcianos, y un juego cuya dificultad puede aun hoy poner de los nervios a más de uno: desde que Toshihiro Nishikado lo diseñó para Taito en 1979, Space Invaders ha sido todas esas cosas. Y, ahora, también es la prueba más concreta de que, si bien su mecánica parece sencillísma en la pantalla, su plasmación en el mundo real resulta mucho más complicada. El equipo de youtuberos Rooster Teeth ha decidido jugar una partida de Space Invaders de carne y hueso, y haciéndolo se ha visto obligada a poner en escena una superproducción: la nave queda reemplazada por una vagoneta y los edificios que sirven como parapeto se convierten en bloques de plástico, mientras que los 55 invasores de marras se ven representados por otros tantos humanos que se mueven monótonamente de izquierda a derecha. A falta de un arma de rayos, además, los intrépidos defensores de la Tierra deben usar lo más parecido disponible: una pistola de láser tag.

Pese a las ventajas derivadas de su situación (como la posibilidad de disparar en diagonal además de en línea recta), los jugadores que controlan a la nave protagonista se enfrentan a contratiempos que jamás se encontrarán en la versión pixelada, como fallos mecánicos en su vehículo. Eso por no hablar de la aparición de la nave nodriza, representada en el vídeo por un señor en ropa interior que resulta, cuanto menos, difícil de ver. Pero bueno, nadie dijo que defender el planeta de una invasión alienígena fuera fácil.

Publicidad

1 comentarios

  1. Pingback: YouTube presenta sus primeros contenidos de pago - Canino

Los comentarios están cerrados.