[Vídeo] El nivel de ‘Super Mario’ más difícil jamás creado

Nadie ha conseguido sacar vivo al fontanero de Nintendo de este infierno: 'Pit of Panga: P-Break' es un laberinto de muerte creado con Super Mario Maker y preparado para romper los nervios del jugón más avezado. ¿Te atreves a desafiarlo?

Desde que el mítico Racing Destruction Set apareció allá por 1985, los programas de diseño de niveles para videojuegos nos han ofrecido dos posibilidades básicas: la primera, realizar escenarios bien compensados, medidos y calculados para ofrecerles al resto de jugones una experiencia agradable. Eso lleva tiempo y esfuerzo, claro, así que una buena parte de los usuarios se decanta por la variante destructiva: planear agujeros del infierno cuyo único fin es hacer la machada y dejar roto a la infeliz alma que se atreve a probarlos. Pero ¿qué pasa cuando se combinan ambas perspectivas? ¿Y si la dificultad extrema se une a un diseño bien planeado? Pues que todo se vuelve mucho más puñetero, porque sabemos que esa pista de obstáculos aparentemente insoluble ofrece una salida… si sabemos encontrarla (que no sabemos). Ese es el caso de Pit of Panga: P-Break, un laberinto de muerte creado con Super Mario Maker que pasa por ser la aventura más difícil jamás concebida para el fontanero de Nintendo.

Según informa Kotakuque ofrece una extensa entrevista con el autor (en inglés), este recorrido diseñado por el experto PangaeaPanga nunca ha sido finalizado por ningún jugador hasta el día de hoy. Y eso que su responsable afirma haberlo previsto todo al dedillo, mediante sesiones extremas de playtesting, para hacerlo solucionable con la destreza adecuada. «Me gusta hacer niveles que todo el mundo puede intentar, pero que sólo unos pocos pueden acabar», afirma el muy ladino. Así mismo, Panga reconoce haber diseñado todo su pozo en cinco horas… y haberse pasado nueve horas largas tratando de llegar hasta el final. ¿Quieres saber si de verdad esta salvajada es para tanto? Pues dale al play del vídeo de arriba, y prepárate para los sudores fríos.

Publicidad