Vinilos contra la moral: 15 portadas de discos censuradas

Hoy en día, programas como Photoshop permiten retocar cualquier imagen en cuestión de segundos. Una tarea que tan solo hace unas décadas era ardua, laboriosa y que obligaba a utilizar técnicas manuales, en ocasiones muy antiguas. Las causas que motivaron tales retoques eran varias: desde su embellecimiento hasta la censura. Con esta galería os lo mostramos.

Habitualmente, las portadas más alteradas por la censura eran las de desnudos femeninos que acababan modificadas para ocultar la desnudez, reducir el tamaño de unos pechos que se intuían bajo un jersey de lana (como en el caso de Nancy Sinatra en su Boots (1966), eliminar un pezón que se salía de la camisa de la modelo (en In trance de Scorpions, 1975) o tapar unas nalgas sobresalientes (The Velvet Underground, Live, 1969). Y si el retoque no dejaba satisfecho al censor había la posibilidad de cambiar la portada entera. Ejemplos como el de la BSO de la película Emmanuelle (1974) o el segundo LP de Yes (Time and a Word, 1970) lo demuestran. Además, el caso de Yes es especialmente llamativo porque la imagen  que sustituyó a la original era una en que aparecía Steve Howe, miembro que llegó a la banda cuando el disco ya estaba grabado.

David Bowie vestido de mujer en The man who sold the world (1971) tampoco gustó a los censores y por eso la edición española acabó siendo otra. Cuestiones como la transexualidad o las drogas eran tabú, motivo por el cual una portada tan explícita como la de Veneno (1977), tuvo que ser cambiada. Un caso distinto es el de Street Survivors (1977), disco en el que el grupo Lynyrd Skynyrd aparecía rodeado de llamas. Quizá fue una premonición porque pocos días después de que saliera a la venta sufrieron un grave accidente aéreo y algunos de sus integrantes murieron en él. Como era de esperar, la discográfica MCA consideró la portada inapropiada y se apresuró a sustituirla por la contraportada. Pero los censores no solo se entrometían en la parte gráfica de los discos sino también en el contenido de las letras. Aun así, a veces se les escapaban cosas, como en Je t’aime, moi non plus (1968) de Serge Gainsbourg interpretada por Jane Birkin. Y, en otro orden de cosas, a los Dr. Pop les obligaron a eliminar el título de su canción Sofía (1974), que trataba de una chica que salía de fiesta por la noche. Tuvieron que  sustituirlo por Lucía, no fuera que alguna mente retorcida se pensara que se referían a la entonces futura reina de España.

(Haz clic para ver más grande)

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad