Walmart lanza el artículo de merchandising de ‘Star Wars’ más ridículo

El gigante norteamericano de los supermercados se marca un tanto con esta edición exclusiva de Star Wars: Battlefront, el primer gran juego galáctico para la nueva generación de consolas. Sí, es Han Solo en carbonita. Sí, mantendrá frías tus cervezas.

Si tienes 130 dólares quemándote en las manos y quieres comprobar si Walmart envía productos de tamaño considerable fuera de sus fronteras (en CANINO aún no lo podemos asegurar), tal vez te interese esta edición deluxe del título con el que EA planea dominar el mercado navideño del videojuego. Battlefront seguirá saliendo para PS4, Xbox One y PC en formatos aburridos, pero comprenderíamos que, después de ver esto, no quieras saber nada de ellos. Estamos hablando de una nevera portátil que imita la prisión congelada del sinvergüenza más carismático de la galaxia. Solía haber un límite en los dominios del merchandising insensato, pero ha sido pulverizado.

Lo mejor es que ni siquiera es el primer videojuego con Edición Neverita, sino que Call of Duty: Black Ops III se le adelantará con esta insensatez. Parece que hay una lucha por la supremacía de los juegos que también te enfrían los refrigerios, gente. Va a ser cruel y despiadada. Por lo que vemos en las fotos de Walmart, el Minifrigo Han puede almacenar hasta seis latas, lo cual lo convierte en el compañero ideal para las partidas en casa de un amigo. Ahora podrás dejar a todo el mundo tranquilo: tú te encargas proporcionar el entretenimiento Y la bebida. Todo en un mismo pack.

Star Wars: Battlefront es, además del heraldo de una nueva era en la que ya no necesitaremos diferentes cosas para satisfacer diferentes placeres, el juego de acción más ambicioso que jamás ha alumbrado la saga imaginada por George Lucas. Su lanzamiento es el 20 de noviembre, pero la fecha que todos los fans tienen marcado en el calendario es el 8 de diciembre: será entonces cuando esté disponible su primer contenido descargable, Battle of Jakku, extraído directamente de la nueva película de J.J. Abrams. No es una mininevera, pero tampoco está mal.

Publicidad