Xavi Daura: «El Chiringuito es más esperpéntico que mi libro»

Acostumbrado a arrancar carcajadas con Venga Monjas desde hace hace casi quince años, Xavi Daura lo había hecho todo por la causa. Pero aún faltaba algo: por eso llegó el pasado otoño la publicación de Bravo: Una novela muy española, un fantástico diario personal de un entrenador de fútbol que poco o nada tiene que ver con los de la vida real. O tal vez sea, en realidad, un reflejo fiel del mundo del deporte rey. Foto de cabecera de DENISSE GARCÍA

Un entrenador de fútbol con un matrimonio que se descompone. La presión mediática que presiona constantemente. Late nights deportivos. Futbolistas caprichosos. Padres posesivos. Secretos de un pasado oscuro. Conspiraciones. Xavi Daura no deja nada al azar en su primera novela, un relato en primera persona sobre un personaje ficticio pero que al que podríamos conocer todos. Sobre todo los aficionados al fútbol. Daura no es un erudito del balompié, pero no lo necesita: su libro es la novela definitiva sobre el opio del pueblo. La mezcla perfecta entre el Don Balón y un episodio en imagen real de Doraemon escrito por un pirata borracho en una isla desierta.

Hoy hablamos con Xavi Daura, autor de Bravo: Una novela muy española, probablemente el libro más desternillante que puedas leer ahora mismo en el rincón favorito de tu casa.

KIKO VEGA (KV): Me vuelve loco que alguien que no es nada futbolero se lance de cabeza a escribir su primera novela y la centre en el fútbol. ¿Tan loco estás?

XAVI DAURA (XD): Es por el personaje. A Rafael lo tenía pensado desde hace siete años, tranquilamente. Yo ya quería escribir desde la universidad, pero solo se me ocurrían relatos, historias cortas. En 2013, creo recordar, Esteban (Esteban Navarro, su compañero en Venga Monjas) me regaló el libro de Ron Burgundy (personaje de ficción del humorista estadounidense Will Ferrell), el personaje de El Reportero (Anchorman), unas memorias del personaje muy fantasiosas, muy divertidas. Me pareció tan buena idea que un personaje así me contase su vida que me puse a pensar cómo sería Ron Burgundy si fuera español. Empecé a pensar en qué oficio podría desempeñar. Primero pensé en un presentador de Intereconomía, pero luego me di cuenta de que un entrenador de primera división reunía todos los requisitos que buscaba para él.

KV: ¿Llevabas mucho tiempo rumiando la historia de Rafael Bravo?

XD: Con la idea en la cabeza desarrollé un poquito y luego se quedó ahí aparcada. Con los años, al contactar conmigo la editorial Temas de Hoy, me preguntaron sobre mi interés en escribir, y recuperé al personaje, la idea. No pasé siete años trabajando en ello. Lo cree y lo dejé todo ese tiempo en un congelador y luego aproveché la oportunidad de recuperarlo. A partir de ahí salió todo el argumento de la novela. Al principio solo tenía a Rafael Bravo hablando de anécdotas de su vida.

KV: ¿De dónde sacaste el tiempo para ella si estás todo el tiempo haciendo movidas?

XD: Escribir Bravo me llevó unos diez meses contando que estaba haciendo Venga Monjas, giras de espectáculos y todo lo que va surgiendo en nuestra vida como cómicos, que es bastante inestable. Nunca sabes qué horario tendrás al día siguiente o qué vas a comer. Diez meses a media jornada, podríamos decir. Había temporadas de apretar más fuerte y otras de descansar un poquito.

KV: ¿Te pusiste a ver partidos de fútbol para documentarte?

XD: Sí, por supuesto. Durante todo este proceso, buena parte de lo que me interesaba era documentarme un montón. Vi un montón de partidos, pero sobre todo documentales, entrevistas con jugadores y entrenadores que me pudieran inspirar. También me reuní con periodistas deportivos para que me explicasen algunas cosas. Yo iba un poco acojonado pensando en que podía hacer el ridículo muy fuerte si de repente me pongo a escribir un libro entero sin saber nada del tema.

KV: ¿Llegas a darte cuenta de que la parodia salvaje que haces de según qué cosas es bastante fiel a la realidad?

XV: Bravo se apoya en la cara mediática del fútbol más que en el propio deporte, y una fuente de inspiración inagotable es El Chiringuito. Lo que me pasa con ese programa es que me agobiaba porque pensaba, “hostia, nunca voy a poder superar esto”. Es lo más esperpéntico que se puede conseguir. Aunque llegue yo con chistes y con situaciones locas y divertidas, esta gente en la realidad lleva años haciéndolo. Hay una cantidad tan brutal de material, de archivo de eso, que es imposible superarlos. Así que lo mejor era relajarse y dejar que surgieran las ideas más lo más absurdamente posible. Después de publicar el libro incluso he pensado que esa gente me había superado.

XAVI DAURA, cincuenta por ciento de VENGA MONJAS, ha escrito una novela desternillante sobre… fútbol. Hablamos con él de la génesis y la publicación de BRAVO.

Tuitea esto

KV: ¿Tendremos más historias de Rafael o con en el libro terminaste todo lo que querías contar?

XD: Lo bueno que tiene estar basado en un personaje y no en una historia es que puede contar historias hasta reventar. Me podría inventar muchas más, pero al terminar de escribir el libro sí que me noté algo saturado. Si no sigo es porque no me apetece seguir en ese mundo y en ese personaje, no porque se hayan terminado las ideas.

KV: Vivimos unos tiempos muy locos, dominados por las plataformas de streaming, en los que cualquier producto tiene salida casi inmediata en formato televisivo: ¿has pensado en dar el salto con tu novela? ¿Has recibido alguna llamadita?

XD: He recibido llamaditas, en plural, y es una cosa que hace mucha ilusión. Pero es una cosa que es un jaleo que a mí me está gustando más verlo desde el burladero que desde más adentro. Hay varias opciones en el aire a nivel de adaptación, pero pueden acabar siendo algo muy guay o puede ser que al final acaben en nada. Ahora mismo es hablar de humo, pero sí, ha habido interés de varias productoras.

KV: Mola mucho que en los agradecimientos aparezca Will Ferrell como inspiración de tu personaje. Puestos a poner cara en formato nacional, a quién ves interpretando a Rafael.

XD: La auténtica fantasía sería que el protagonista fuera Bertín Osborne. Creo que Bertín Osborne es un personaje de Will Ferrell en la vida real. Lo que pasa es que eso requiere de muchas reuniones, demasiadas condiciones, demasiadas cosas que adaptar. Y que conecte. En realidad no me parece nada muy descabellado, sería mi apuesta más extrema. Luego hay un montón de actores que podrían hacerlo de puta madre.

KV: ¿Crees que alguno de los implicados o alguien relacionado con el deporte podría ofenderse con lo que se cuenta en tu novela?

XD: He recibido feedback de algún que otro periodista deportivo, y han sido muy positivos. Creo que el periodista deportivo que ha leído Bravo debe reírse más que nadie, porque además de pillar todas las bromas seguramente pueda relacionarlas con cosas que les han pasado a ellos. También he podido llegar a través de conocidos en común a la redacción de El Chiringuito, y sé que alguien se lo ha leído y estaba entusiasmado. Que lo la leído y ha pensado que eso podría pasar cualquier día en el programa. Lo que no sé es si ha llegado al top, a un Josep Pedrerol o a un Tomás Roncero, que serían los más visibles. No sé si ha llegado tan arriba, pero no sé si les haría gracia. Pero yo creo que sí, porque el formato ese tan loco que tienen también les deja espacio para reírse de ellos mismos y creo que podría hacerles gracia. En el caso de Bertín Osborne ya no lo sé. Me encantaría saber qué opinan, aunque fuera negativo. Me encantaría tener su opinión.

KV: A mí lo que me encantaría es que fueras a presentar el libro a su programa.

XD: Ojalá.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

Publicidad