Anne-Charlotte Robertson: filmar para seguir viviendo

La última edición de Punto de Vista, el Festival Internacional de Cine Documental de Navarra, dedicó una de sus retrospectivas a la obra de Anne-Charlotte Robertson, que documentó en Super 8 y desde una primera persona en absoluto complaciente su propia circunstancia vital, dando lugar a uno de los diarios filmados más hermosos del cine de vanguardia estadounidense.


Nerfeadas: “Sabemos más que nunca qué pasa si das la cara y dices que has sufrido acoso laboral”

Con el objetivo de reflejar la verdadera situación de las mujeres en la industria del videojuego española nace esta webserie documental que se publica gratis en YouTube. Para conocer mejor qué las ha impulsado a invertir su tiempo y esfuerzo en un proyecto de esta envergadura, conversamos con dos de las personas que lo han hecho posible.


Pedro Vallín: “El cine de autor, por bueno que sea, por norma general no está comprometido con sus semejantes”

Esa sonrisa de medio lado, esas gafas de plumilla secundario… hay algo en Pedro Vallín juguetón; de cuco de los periódicos. Decano de ese mundo esforzado que es la prensa de provincias, sobrevive ahora como crítico cultural de fortuna en la capital. Allí ha sido obligado a la crónica política, algo que afirma cansarle, y quizá por eso prefiere dedicar su primer y muy heterodoxo libro, ¡Me cago en Godard!, al mundo del cine y nada menos que a ciscarse en el director suizo.


‘Alta fidelidad’: Dos décadas en busca de la playlist definitiva

Han pasado 20 años del estreno de la película de Stephen Frears, y 25 de la publicación de la novela de Nick Hornby. El aura de clásico ya no hay quien se lo quite, ¿pero qué tal ha envejecido? ¿Sigue comunicándose igual de bien con el público? Al hilo del estreno de la nueva serie de Hulu, discurrimos qué hacer con el legado de Alta fidelidad.


Horror a pares: las grandes duologías del cine de terror reciente

Durante el año 2019, el género del terror se revitalizó hacia una nueva dimensión que convirtió las propuestas de varios directores del género en pequeños fenómenos de crítica y público, a pesar de no rebasar líneas especialmente significativas en su rendimiento como producto. En otras palabras, los estrenos del cine de terror fueron exitosos no sólo por resultar rentables   sino, además, por reformular los elementos cinematográficos habituales sobre lo terrorífico.